15 de Octubre 2010:Lucca,el medievo dentro de la muralla y Pisa, un milagro de plaza.

Estándar

Nuestro viaje tocaba a su fin y ese día nuestras visitas se centraban en Lucca y Pisa, teníamos 9 horas para visitar las dos ciudades. Como siempre para nosotros, al salir del hotel casi no habían puesto las calles,unos cuantos operarios de la limpieza y los repartidores del pan y los periódicos. Buscamos un sitio para desayunar y todo estaba cerrado, hasta que llegamos a la Piazza del Giglio y encontramos una croissanterie en la que degustamos unos estupendos cornettos( como croissants) rellenos de jamón y queso con nuestro ya habitual capuccino matutino. Hay mucha gente que nos dijo que si visitábamos Lucca después de la bellissima Firenze y la espectacular Siena, probablemente nos defraudaría o no nos gustaría tanto como debiera pero es que yo creo que hay que ver la cosas tal y como son, Lucca es preciosa tal y como es, por su sencillez, su estructura, sus iglesias, su muralla, sus callejuelas, toda ella es para pasearla y disfrutarla.

Lucca tiene orígenes romanos, desde el año 180 a.c. que se convirtió en colonia romana, la ciudad fué creciendo y en el trazado de sus calles se evidencia el legado de esta época. La Piazza del Mercato tiene la forma elíptica que recuerda a la del anfiteatro romano. Después del desayuno volvimos hacia atrás a ver la catedral de San Martino que nos habíamos dejado buscando donde desayunar.

San Martino se remonta al SXI. Su fachada de mármol es asimétrica para acoplarse al campanario anexo. Es de estilo románico pisano, la rica decoración exterior y la estructura de columnas y arquerías se repetirán en la iglesia San Michele in Foro. Escenas de la vida de San Martin decoran la fachada, así como los meses del año en las arquivoltas de la puerta principal muestran las labores propias de cada estación del año. La fachada en “gablete” tiene 3 niveles de columnas, cada una de ellas tiene decoración distinta y se rematan con escenas de caza. El campanile se levantó como torre defensiva y más tarde se añadieron los dos últimos pisos. De allí nos acercamos a ver la muralla y dar un paseíto por ella, la gente de Lucca acostumbra a pasear, hacer footing, y montar en bicicleta, nosotros paseamos un tramo hasta llegar a la Via Vittorio Veneto que nos llevaría a la Piazza de San Michele in Foro. La iglesia San Michele in Foro es por fuera también espectacular, casi podría decirse que si no llega ser por la inmensa estatua del santo, no parecería ni una iglesia. Es de estilo románico como la de San Martino, está situada en la plaza de su mismo nombre que fué el lugar donde estaba situado el foro romano. Este es el punto de intersección de las calles que conforman en casco antiguo de acuerdo con el trazado urbano original realizado por los romanos. El palacio Pretorio se encuentra a pocos pasos de la plaza.

La luminosa fachada blanca con cuatro pisos de columnas esta construida a base de bloques geométricamente exactos de piedra caliza, tiene unas dimensiones considerablemente superiores a las del resto de la iglesia. En relación a lo anterior, no existe ningún expediente de la época que detalle el porqué de ese hecho. Pudiera ser que los fondos asignados para la edificación de la iglesia se acabaran antes de que ésta lograra alcanzar la misma altura de la fachada. En su interior se conservan obras de Flippino Lippi y Andrea della Robbia. En la plaza adyacente tenemos el monumento a Giacomo Puccini y al lado mismo la casa donde vivió.

San Martino, fachada con campanile y detalle.

San Michele in foro y Giacomo Puccini.

Subiendo por la emblemática via Fillungo, repleta de tiendas y pequeños comercios, llegamos hasta la Piazza del Mercato o anfiteatro, preciosa y de nuevo sin gente para hacer la foto!!!!Esta plaza se construyó sobre los restos del antiguo anfiteatro romano que actualmente queda unos 3 metros por debajo de las casas que la forman. Se accede a través de 4 puertas abovedadas de las cuales 1 de ellas sólo, la más bajita, es una reproducción exacta de uno de los accesos originales.  Como queríamos llegar hasta el final, hicimos un último esfuerzo y llegamos hasta la Basilica de San Frediano, también preciosa con su mosaico dorado del S XIII, imita el estilo bizantino. Nos dejamos el palacio Pfanner por falta de tiempo y probablemente de dinero…jeje, tampoco subimos a la torre Guinigi pues las escaleras no nos llamaban la atencíon, probablemente la vistas fueran espectaculares pero….tendrá que ser en otra ocasión.

Piazza anfiteatro y portada y campanile de San Frediano

Bajamos de nuevo por la Via Fillungo para desviarnos a la izquierda por la Via Sant’Andrea para pasar por debajo de la torre Guinigi, y pasando luego por el “istituto Musicale Boccherini”(otro ilustre hijo de la ciudad), hasta la Piazza Bernardini y al hotel a pagar la habitación y recoger las maletas para hacer nuestros últimos kilómetros hasta Pisa. La amable recepcionista (la única que encontramos que hablaba español), nos recomendó pagar la autopista para llegar a Pisa, y visto que lo nuestro no son las carreteras comarcales, decidimos por una vez hacer las cosas bien y coger la Autostrada y pagar….sólo fué 1 euro y casi nos encontramos en la misma Pisa, en sólo 20 minutos. No supimos entrar al primer parquing que había señalizado y seguimos las indicaciones del segundo, siempre divisando la famosa torre que se alzaba a nuestra derecha. La verdad es que no tiene pérdida. Dejamos el coche y pusimos un ticket pues es un aparcamiento sin vigilancia y sin barrera pero como si fuera zona azul, con unos simpáticos “gorrillas” que igual te venden un collar que un paraguas, además te vigilan el coche por medio euro!!. Por un pasadizo habilitado se accede a la carretera que nada más cruzar entras en la muralla y a la derecha…..tachan!!!! ya puedes ver el conjunto monumental!!!!. EL sol abrasaba…duró poco pues a las 14 se nubló, no íbamos a entrar al Duomo por la mañana y eran casi las 12,30, nos convenía buscar un sitio para comer, pues resulta que en la Osteria dei Mille los viernes era su dia de descanso y cuando llegamos allí,….estaba cerrado!!, y eso que les envié un mail para reservar y me contestaron que no había ningún problema!!!…..se les cruzarían los cables???!!!

Comimos en la Osteria I Santi, totalmente recomendable en la via Santa Maria, a la altura del cruce con la via del Mille,de allí nos acercamos al Arno a ver la pequeña iglesia gótica Santa Maria della Spina y después de un breve paseo por el casco antiguo y la zona de la universidad, llegamos a la Piazza dei Cavalieri, con sus edificios universitarios y la iglesia de Santo Stefano, muy amplia y muy transitada, por una calle paralela subimos de nuevo al Campo dei Miracoli.

Santa Maria della Spina en el Arno y  reloj en Piazza dei Cavalieri

Después de pasar por el baño que creo que mi hijo mayor conoce todos los baños de Italia, creo que no hay nadie que haga más “pis” que él!!!!, entramos al Baptisterio y al Duomo, sólo cogimos la entrada doble ya que el campanile estaba descartado y el camposanto tampoco nos atraía. Lo que más nos apetecía era hacernos fotos en el césped y disfrutar del gentío que iba y venía, los chiringuitos de recuerdos a tope y las hordas de autobuses que descargaban personal, hacían la típica foto y se marchaban a los 10 minutos.

Entramos primero al baptisterio, muy bonito por fuera pero nada a destacar por dentro, salvo la pila bautismal ,preciosa, el púlpito de Nicola Pisano y el “eco” que se produce allí dentro debido a su arquitectura. La paredes están desnudas sólo las rayas dibujadas por la disposición de las piedras, sin ornamentación adicional ni pinturas.

Pila bautismal y púlpito del Baptisterio

El Duomo por dentro si es precioso aunque no puedo comparar con el de Siena pues cualquier iglesia comparada con ella es inferior, por supuesto. Así mismo es interesante que el suelo también estaba cubierto de mármol, todavía se pueden ver algunos trozos bajo la cúpula. El púlpito de Giovanni Pisano profusamente adornado, y los frescos  de la cúpula interior, añadidos después de un incendio en 1595.  Se empezó a construir en 1064 por el arquitecto Buscheto con el distintivo estilo románico pisano en arquitectura. Los mosaicos del interior muestran una fuerte influencia bizantina, mientras que los arcos apuntados indican la influencia islámica. La fachada es de mármol gris y piedra blanca con discos de mármol coloreado y fue construida por el maestro Rainaldo, como se indica en una inscripción sobre la puerta central: Rainaldus prudens operator. El interior está cubierto de mármol blanco y negro y tiene una techumbre dorada y una cúpula con frescos.

La Torre inclinada,uy! que se cae!!! y el interior del Duomo.

Campo dei Miracoli

A la salida nos fuimos para el coche pues ya era hora de marchar hacia el aeropuerto para entregar el coche y esperar nuestro vuelo. Íbamos con tiempo pues eran sólo las 17,30 y el vuelo no salía hasta las 20,30, pero no queríamos arriesgarnos a tener problemas, y además habíamos cumplido nuestro objetivo de ver todo lo que nos habíamos propuesto, y empezaba a llover….vaya con la lluvia, al final se nos estropeó incluso el último día!!!!. En unos 20 minutos llegamos a la terminal del Rent a Car , entregamos el coche y esperamos el bus que nos acercaría a la terminal. Como era muy pronto dimos una vueltecita por el minúsculo aeropuerto y nos sentamos en una terraza a hacer tiempo y comernos unas porciones de pizzas y los últimos capuccinos del viaje. Finalmente el vuelo salió con 20 minutos de retraso pero llegamos a casa bien y contentos de haber pasado unos dias por nuestras Italia querida. Volveremos..sin duda!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s