Archivo de la categoría: Viajes realizados

Nuestro viajes por Europa y España

Domingo 7 de Julio: Pompeya eterna, Oplonti lujosa y Ercolano maravillosa. Día de  restos, devastación y recuerdos.

Estándar
Domingo 7 de Julio: Pompeya eterna, Oplonti lujosa y Ercolano maravillosa. Día de  restos, devastación y recuerdos.

Como cada día toca diana a las 6.45,el hambre aprieta y lo preparamos todo para nuestra visita a Pompeya, yacimiento que tenemos sólo a 20 minutos del hotel. Queremos estar pronto por que hace mucho calor a partir de las 12.00 y queremos evitar las aglomeraciones de las excursiones de los cruceros y gente menos madrugadora. Sin problemas llegamos al parquing Zeus, situado a 200 metros de la puerta de entrada principal, la Porta Marina. Con nuestras tarjetas Artecard en la mano, nos fijamos que no hay cola en las taquillas y nos vamos directamente a los tornos, un seños nos dice que tenemos que pasar por la taquilla para que nos den una entrada para validar. Volvemos atrás y la recogemos, al volver al torno nos hace pasar y ni nos mira la Artecard, ni nos la sella…nada de nada. Me extraña…la verdad pues sólo tenemos el sello del museo arqueológico y de esta visita no queda constancia alguna en la tarjeta, pero, no le doy más vueltas y comenzamos la subida de la cuesta de porta Marina, que menuda cuestecita para empezar el día!!!!

 

Seguimos nuestro recorrido más o menos planeado, pasando por el templo de Júpiter, y el foro, una de las fotos más buscadas de la ciudad de Pompeya, disfrutando de los rincones más escondidos e intentando esquivar a los turistas que comenzaban a llegar a manadas. Me encantó la casa del fauno, la casa de Menandro, la de los amorcillos dorados, el templo de Isis( precioso, sin gente). No pudimos entrar al Lupanar, una cola impresionante, decidimos no visitarlo pues lo que había allí dentro, estaba todo expuesto en el museo arqueológico, y nuestro recorrido de a penas 3 horas no nos daba para más. No es que lo visitáramos con prisas no…es que tiene mucho que ver y hay que priorizar, el calor empezaba a apretar, los niños a cansarse, cada vez más y más gente. Encontramos bastantes casas cerradas o en restauración, como la casa del Poeta trágico,la de los Ceii y de los Vettii. Muy bonitas las termas de Stabia, tambien abarrotadas de gente.

 

 

 

 

Muy bonitas las termas de Stabia, tambien abarrotadas de gente.

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

A las 12.30 salimos el recinto, bastante achicharrados pero contentos por el recorrido realizado. Y nos fuimos a Torre Annunziata, en busca del restaurante L’incrozio, recomendado también en nuestra guía de referencia, y que estaba situada a escasos metros de las entrada a Oplontis, la villa de Poppea, esposa del emperador Nerón, y que íbamos a visitar después de comer para aprovechar que está toda cubierta y así evitar un poco el calor del medio día.

Comimos de lujo en L’incrozio, nuestro camarero hablaba algo de español por que había estado saliendo con una chica valenciana que había ido de Erasmus. Degustamos una tagliata di salami y freiduria típicos campanos (arancini, crocché di Patate…) para dos, y para los nenes unos ñoquis a la sorrentina, todo regado con una cerveza italiana de la zona de Amalfi, hecha al estilo belga, en un súper botella de 1 litro, después un postre de chocolate casero y bastante contentos con las degustaciones nos fuimos a pasar calor de nuevo antes de encontrar la entrada de la villa de Oplontis, que está en la misma calle pero bajando una rampa. Al llegar allí, saco mis tarjetas Artecard y me dice la señora: hoy es gratis!!!, el primer domingo del mes siempre  lo és!!!. Como no habíamos descubierto eso en nuestras investigaciones y preparación del viaje???, así que quedaba solucionado el misterio de por qué no nos picaron las tarjetas en Pompeya, aunque de eso realmente nos dimos cuneta más tarde en Ercolano, ya que allí pensamos que sólo era la villa de Poppaea la que era gratis.

Visitamos la villa casi solos, tan sólo una pareja iba siguiéndonos en el recorrido por la suntuosa villa que te hace pensar en lo bien que se lo montaban los romanos que eran ricos y la pedazo de casas llenas de habitaciones que tenían. Podían estar todo el día de habitación en habitación y no repetir pues, entre salones, salitas, patios, piscinas, etc…..era imposible aburrirse y bastante probable perderse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de una exhaustiva visita, necesitábamos un buen baño en la piscina. Ya que el hotel estaba a tan solo 7 minutos de allí decidimos acercarnos a descansar y nadar un rato. Eran las 15.30 y hasta las 17.30 no teníamos previsto ir a Ercolano para visitar las ruinas con un poco menos de calor. Llegamos al hotel y nada más llegar nos dicen que hay una comunión y que no podemos usar al piscina por que según ellos le acababan de echar el cloro, cosa que yo no me creo, por supuesto, lo que pasaba era que no querían que estuviéramos allí mientras aquella gente comía. El dueño del hotel se puso un poco borde y me dijo que si me quería bañar que le firmara un papel que luego no quería problemas si tenía algo en la piel por culpa del cloro, así que decidimos refrescarnos en la habitación y volver a coger el coche para ir a Ercolano, y a la vuelta entonces bañarnos en la piscina ya que a las 18.30 nos dijo aquel señor que sí que podríamos.

Al llegar a Ercolano, nos dimos cuenta de que no teníamos agua, y en la taquillas pedimos cambio para las máquinas expendedoras, y aquí fue donde nos quedó completamente claro que era un día de servicios mínimos y no tenían dinero en caja por que el primer domingo de cada mes, la entrada a las excavaciones era gratuita. Así que esos tres sitios no nos contaron con la Artecard, y podíamos así utilizarla en Paestum y Caserta sin pagar la entrada en vez de pagar la mitad que era lo que estaba previsto. En principio, Jose se enfadó, por que de haberlo sabido igual no la hubiéramos comprado o la hubiéramos empleado para el palacio real de Nápoles, pero…yo creo que aún así nos salió rentable. Después a la vuelta leyendo, resulta que es un nuevo decreto ministerial que entró en vigor el 1 de Julio que además del primer domingo de mes la entrada gratuita a todos los sitios arqueológicos y culturales estatales, aplica descuentos y ofertas a los menores de 25 y ampliación de horarios los viernes y noches de apertura a 1 euro como precio simbólico.

 

Ercolano me pareció un ejemplo importante de la vida en una pequeña ciudad romana. Por sus reducidas dimensiones puedes llegar a verla toda sin problemas en un par de horas o tres. Además como los peques estaban cansados de piedras, se llevaron el Ipad y se sentaron en un banco en uno de los cardos principales justo en el centro de la ciudad y nosotros visitamos toda la ciudad solos, es una pena que se lo perdieran pero ya no estaban por la labor y nosotros sí que queríamos verlo, por eso que no os extrañe que sólo salgan en un par de fotos al principio de la visita. En Ercolano también hay muchas casas en restauración, precisamente 2 de las más bonitas, la de los ciervos, la del armazón de marco de madera y la villa de los papiros( completamente inaccesible). Entre mis favoritas, la casa del esqueleto, la del mosaico de Nettuno y Anfitrite, las termas masculinas y femeninas, con sus mosaicos y la palestra, gran gimnasio.

Al acabar, ya hacia las 19.00, nos fuimos al hotel a disfrutar de la piscina hasta las 20.30, que aún le daba el sol y pudimos descansar del agotador día antes de ducharnos y volver a cenar a Torre del Greco a la Pizzaccia. En esta ocasión, pedimos a Federico un plato especial combinado de quesos italianos y freiduría campana, similar al que tomamos en L’incrozio, los nenes uno de sus famosos “paninis” de salchicha y patatas que casi no se pueden ni acabar.

Hasta aquí nuestro día de ruinas, a mí sinceramente me gustó mucho y disfruté pese al calor y lo agotador de la jornada.  Si volviera, repetiría para poder ver las cosas que nos dejamos sin ver, sin duda, volveremos.

Anuncios

Sábado 6 de Julio. El balcón del hotel nos sorprende con una preciosa vista del Vesubio, y vuelta a Nápoles por la tarde.

Estándar
Sábado 6 de Julio. El balcón del hotel nos sorprende con una preciosa vista del Vesubio, y vuelta a Nápoles por la tarde.

 

Nos levantamos temprano, el desayuno empezaba a las 7.30 y queríamos estar los primeros. El hotel tiene una maravillosa terraza para desayunar y con vistas increíbles al Vesubio y al golfo napolitano. Después de degustar un desayuno no muy abundante pero si correcto, salimos camino del Parque Nacional del Vesubio, a las 8.15, teníamos unos 45 minutos de curvas por delante para llegar antes de que lo abrieran y así evitar aglomeraciones o un excesivo calor tanto en la subida como en la bajada. Al llegar allí ya había un autobús de la tercera edad allí!!!!, esos si que habrían madrugado!!!.

Después de pagar la entrada comenzamos el ascenso por la ladera del Vesubio hasta el cráter, los niños se portaron muy bien, la verdad es que tiraron para arriba más rápido de lo  esperado y además con ganas, en una media hora estábamos en lo más alto, y dimos la media vuelta al cráter observándolo desde todas las perspectivas. Algunas nubes maliciosas se empezaban a interponer entre nosotros y las vistas maravillosas, menos mal que aguantó lo justo para las fotos, por que a las 10.30 el Vesubio estaba completamente tapado por un nubarrón que tapaba más de la mitad del volcán.  La verdad es que en todos los días que estuvimos, siempre tuvo nubes o bajas o altas enganchadas en la parte superior que seguro que dificultaba bastante la visión desde lo más alto. A media tarde, sobre las 18.00 se volvía a despejar y la nube desaparecía, así que…si queréis subir ya sabéis…,o muy pronto o muy tarde, ya tirando hacia las 18.00 para evitar la pesadilla de nube que lo tapa todo.

 

Después del descenso, un merecido descanso en el hotel con piscina incluida, y después a Torre del Greco, donde pretendíamos comer en uno de los restaurantes recomendados en Tripadvisor, La Pizzaccia,  en principio un restaurante de comida rápida como casi todos los de la zona, pero que sorprende con las atenciones del dueño y el precio tremendamente ajustado, la relación calidad precio es excepcional. La verdad es que el primer día llegamos allí un poco perdidos, sin saber muy bien lo que íbamos a comer, y encima no tenían carta, miramos las mesas que eran pocas pero todos ya tenían comida encima, y abundaban los paninis, pizzas al taglio y foccacias, hicimos lo que vimos, pedir varios tipos de foccacias y entonces se levantaron de una mesa y pudimos sentarnos a degustarlos, al poco tiempo Federico nos preguntó si queríamos postre y nos animamos con un postre de chocolate que nos encantó. Nos trataron muy bien y decidimos volver para cenar al día siguiente.

Al acabar nuestra comida, volvimos a coger la autopista para pagar la “tarifa plana” de 2 euros para volver a Nápoles a ver la zona del puerto, quarteri Spagnoli y Santa Luzia que nos había quedado pendiente. Aparcamos sin problemas en el Parcheggio Italia en la calle Santa Luzia, en pleno centro neurálgico de restaurantes y bares, el seños del parquing nos ofreció un precio cerrado de 15 euros para las horas que íbamos a estar, unas 6 horas, encontramos que estaba bastante bien y salimos al exterior y…menudo calor hacía!!!!!!, entramos directos a comprar agua fresca en un súper que había al lado y nos fuimos directo a Piazza Plebiscito a ver la Chiesa San Francesco di Paula, que estaba muy adornada por que había una boda. Esta sería la primera de las muchas bodas que nos encontraríamos en nuestro periplo por tierras campanas, y es que los italianos se casan cualquier día de la semana y a cualquier hora, sea lunes miércoles, además de los sábados y domingos, por supuesto.

Después de unas fotos a pleno sol en la Piazza, era momento para una café en Gambrinus, pero tanto calor hacía que nos decidimos por un capuccino freddo (caffé caldo y latte fredda) y un spresso con una bola de mantecado, dos cafés refrescantes, que nos permitieron reponer fuerzas y disfrutar del caffé letterario más bonito de Nápoles. De camino al Castel Nuovo, entramos a ver las Gallerias Vittorio Enmanuelle, gemelas de las milanesas del mismo nombre, un poco menos glamourosas pero igualmente divinas. Y de allí nos dirigimos al castel Nuovo, al que no pudimo entrar por que preparaban un evente de la RAI1 y los de seguridad tenían la entrada bien custodiada.

 

Nuestra siguiente visita era un mini paseo por el “quartieri spagnol”, y breve vistazo a la Naápoles más profunda, he de decir que no me gustó mucho lo que ví, no por que no fuera bonito, si no por que no tenía el más mínimo interés, calles estrechas y adoquinadas, motos y coches pasando y algunos balcones con ropa tendida a la calle. Sin más salimos de allí volviendo a la Piazza Trieste y Trento e intentamos la última visita al Palazzo reale, en la misma plaza Plebiscito.

Los peques ya estaban demasiado cansados como para visitar salas y más salas con muebles, estucos y tapices, así que decidimos que al entrar y subir al piso superior se quedaran en unas sillas que habían en el patio porticado del piso superior y nosotros haríamos la vista saliendo de vez en cuando a ver si necesitaban algo. Más o menos en una hora tuvimos vistas la preciosas salas que componen la parte visitable del palacio, nada despreciable por cierto para una ciudad como Nápoles y muy poco frecuentado por los turistas ocasionales. A penas dos matrimonios y unos jóvenes con un bebé. A la salida, eran ya casi las 19.30 y nos acercamos al castel de l’Ovo para verlo todavía con luz natural, aunque la idea era verlo por la noche después de cenar en Zio Jack, una grillieria muy famosa de aquella zona y que era nuestra elección para la cena de esa noche. Llegamos al restaurante a las 20.00, nuestros pies no podían más y la cena tempranera y son colas para esperar mesa, nos sabía a gloria. Degustamos una entrada de carne estilo “kebab” con “patatinas”, unos escalopes milanesa para los nenes que eran increíblemente grandes y de segundo para nosotros un entrecott al punto con guarnición de patatina también. Todo estuvo muy bueno y a las 21.30 salíamos de allí muy contentos y más descansados para hacer el último paseo por el Borgo Marinari, zona exclusiva de restaurantes de marisco y bares de copas situada en la península donde se encuentra el Castel de l’Ovo. A las 22.15 dejamos Nápoles con la sensación de haber disfrutado al máximo una ciudad que no a muchos gusta pero a nosotros no nos defraudó. Al día siguiente tocaba Pompeya, Ercolano y Oplonti. Un día de huellas romanas, frescos y piedras que esperábamos con ilusión desde hacía meses y que nos iba a sorprender con algunos imprevistos.

5 de Julio: Los napolitanos conducen “fatal de la muerte”, pitan a todas horas y adelantan por cualquier lado.

Estándar

Por lo demás….el día comenzó fantásticamente, desayunando solitos en el comedor del hotel, a las 7.00 para empezar bien pronto nuestra ruta por Nápoles que ese día nos iba a llevar a ver más de 8 iglesias y monumentos históricos de la capital de Campania. Tras esperar un buen rato en la parada Cavallegderi d’Aosta, llegó un tren que más bien parecía un “cercanías” venido a menos que un metro de los que estamos acostumbrados a utilizar en ciudades como Milán, Roma o Paris. Atestado de napolitanos ruidosos y sin aire acondicionado, además viajaba a la velocidad de un caracol cojo…tardamos 30 minutos en llegar a Cavour y otros 15 minutos en andar hasta el museo, que estaba cerrado todavía pues abría a las 9.

Nada más entrar, compramos las tarjetas Artecard que nos permitirían visitar 5 sitios gratuitamente y otros 2 con el 50% de descuento. El museo es muy extenso pero seleccionamos un poco las salas que queríamos ver por que no disponíamos de toda la mañana para visitarlo, tan sólo 2 horas. Visitamos el Salón Meridiana, las esculturas de la colección Farnese, el Gabinetto segreto,la Villa dei Papiri(Ercolano) y los “afreshi” (frescos) de Pompeya, Oplonti, Boscoreale y otras villas romanas situadas cerca de las excavaciones. Un museo muy completo y fácil de visitar que nos metió de lleno en la vida romana que tanto nos gusta, para mí lo mejor, las esculturas y los frescos de las paredes de Boscoreale y el Mosaico de la Batalla de Issos de la casa del Fauno en Pompeya. Frescos de la Villa Boscoreale

Museo Arqueológico de Nápoles

Boscoreale

 

Saliendo del museo nos adentramos en el famoso casco antiguo de Nápoles, con su famosa Piazza Bellini, un poco descuidada para mi gusto y no es que no sean limpios es que tienen demasiados contenedores que no se vacían con la frecuencia que sería recomendable.

 

Llegamos a la Via Biagio dei Librai pasando por delante de San Lorenzo Maggiore que íbamos a visitar más tarde y con algo de prisas para llegar a tiempo a la Chiesa San Gregorio Armeno, que tiene un horario muy reducido ya que cierra a las 12 y ya eran las 11.30. Apresuramos un poco el paso para poder visitarla por dentro y no nos defraudó en absoluto, quizás una de las más bonitas que pudimos ver en todo nuestro viaje, junto con la Capella San Severo que dentro de que son estilos completamente diferentes, también es muy bonita.  Desde allí otra vez apurados de tiempo fuimos al Duomo que cerraba a las 12.30, son las dos que más pronto cierran y no vuelven a abrir por la tarde o nos pillaba ya lejos de allí para visitarlas. El Duomo es mucho más austero y menos bonito que San Gregorio Armeno pero su fachada es imponente como la de Siena, por ejemplo. Como todas las iglesias ya estaban cerradas nos fuimos a comer volviendo sobre nuestros pasos a Biagio dei Librai, a la famosa Friggitoria y pizzeria Di Matteo, como era muy pronto no tuvimos que esperar para sentarnos y degustamos 4 pizzas increíblemente grandes que no podíamos ni acabarnos: una ripiena(rellena), estaba espectacular, una Bianca(4 quesos), y dos margueritta con prosciuto cotto. Después de comer todavía teníamos tiempo para visitar otra de la capillas escondidas de Napoli, la de Pio Monte Della Misericordia. En sí la iglesia no tiene mucha decoración, es un capilla circular que tiene 6 cuadros importantes en sus paredes, uno de ellos el más importante de Caravaggio “los 7 trabajos de la Misericordia”, en el altar mayor y a sus lados otras obras de Santafede, Luca Giordano y Caracciolo. Asimismo, posee una pequeña pinacoteca en la parte superior de la capilla con gran cantidad de cuadros y algunos muebles. Hicimos una visita rápida y nos fuimos hacia el Complesso Monumentale de San Lorenzo Maggiore que tiene una ciudad grecorromana en el subsuelo de la Basílica y se puede visitar ya que está bastante bien conservada.

 

 

 

 

 

Un chaval se ofreció a hacernos de guía (un estudiante),por una propina al acabar y le dijimos que sí. El chico fue muy amable y nos explicó muchas cosas de la vida de los romanos y como construyeron la pequeña parte de la ciudad que se sitúa debajo de la basílica.

 

El Macellum, un sitio peculiar donde se comerciaba pescado sobretodo y la organización de las calles, los Cardos iban de N a S y los Decumanos, de E a O, o por ejemplo los tipos de mamposteria de obra que usaban los romanos( con piezas piramidales) y los griegos (con piezas grandes), a veces se veían las dos partes perfectamente diferenciadas, de los dos estilos de construcción.

Via San Gregorio Armeno

img_8724

img_8729

img_8733

 

 

img_8728

 

 

La Capella de San Severo, nuestra siguiente parada, otra de las sorpresas del viaje, tanto por lo que vimos como por cómo nos trataron.

 

A esas horas los niños ya no querían ver más iglesias, pero no nos atrevíamos a dejarles en la calle sentados en un banco y decidimos que al entrar se sentarían en algún sitio y nosotros daríamos la vuelta a la capilla y cuando acabáramos volveríamos a por ellos. El caso es que nada más sentarse en un rincón de la capilla se nos acercó un guarda a decirnos que no podían estar allí, les cambiamos de sitio, ya que era un sitio con mucho paso y quizás molestaban. Pero…allí tampoco podían estar pese a no estar cerca de ninguna estatua ni nada que se pudiera romper, al final se quedaron de pié a lado de una de las puertas y sacaron las Nintendo para jugar un rato y el guardia de seguridad les dijo que tampoco podían usarlas así que los pobres no pudieron hacer nada. Yo creo que los niños no hacían mal a nadie jugando un rato, además no es una capilla que se dedique al culto religioso, es más un museo de la familia Sangro que fue acumulando estatuas y las fue colocando  allí, no era necesario ser tan estrictos.

Pero bueno, la capilla en sí es un maravilla, sobre todo el “cristo velado” de Giuseppe Sanmartino, y las estatuas de los diferentes miembros de la familia Sangro, también posee un cielo pintado precioso.

Saliendo de la Capilla ya teníamos los pies un poco cansados y decidimos sentarnos a tomar un tentempié, un rico capuccino en la Piazza de San Domenico Maggiore, a espaldas de la iglesia del mismo nombre, en la terraza del Caffe Letteraneo. Después de un merecido descanso de media hora nos dispusimos a remontar la Via Bennedetto Croce hasta la Piazza del Gesú, donde nos quedaba por ver el Chiostro de Santa Chiara i la chiesa dei Gesú…última sorpresa del día, ya que no esperábamos que fuera tan bonita y la verdad es que nos encantó!!!. El claustro de maiólica de Santa chiara, toda una curiosidad, bancos de azulejo dispuestos en cruz alegres y de colores, no estás en Oporto por que usan mucho el amarillo y el verde además del azul. Nunca había visto un claustro así!!!!

img_8742

 

La última etapa de este día tan ajetreado pasaba por atravesar Via Toledo para llegar a la estación de Montesanto y coger el funicular que nos llevaría a Morguen, la parada más cercana al la Certosa de San Martino, y poder admirar al atardecer la ciudad de Nápoles y el Vesubio al fondo. Nuestros pies ya gritaban que no podían más y es que aunque era pronto, sólo las 17,30, habíamos empezado el día muy temprano y se había hecho muy largo. Después de subir una gran cuesta y algunas escaleras llegamos al mirador donde la vista no nos defraudó, hay que decir que yo la esperaba un poco más centrada y la pared de la certosa molesta un poco, si bien es cierto que para verlo mejor hay que entrar en la Certosa y pagar aparte….por eso no lo hicimos.img_8751

 

Volvimos a parar para repostar, en este caso dos cervezas bien frías y agua para los niños y ya pensando en volver al hotel nos fuimos de vuelta al funicular para deshacer todo el camino y llegar al hotel, recoger las maletas y coger la autopista hacia Trecase para hacer el checking en el otro hotel. Al lado del hotel Cristina hay un Carrefour y pasamos a comprar provisiones para el viaje y para el día siguiente que íbamos a subir al Vesubio muy pronto y queríamos ir preparados por si el hambre nos atacaba en plena subida o bajada.

 

La salida de Nápoles, sin incidencias, gracias al navegador que nos ha llevado por todo sin perdernos, bueno….sólo una vez…que habían cambiado el sentido de la calle y la buena mujer no lo sabía(jeje).

 

Llegamos al hotel Rosenthal a las 21.00, un poco más tarde de lo que teníamos previsto y con un hambre voraz, las pizzas de Di Matteo estaban ya más que digeridas y no teníamos muchas ganas de volver a coger el coger para ir a Torre del Greco a comer algo. El hotel está en un pueblecito en el que no hay nada de nada. El dueño del hotel nos recomendó una pizzería cercana que seguramente era de un amigo suyo y que ese día no tenía a nadie para cenar, estábamos tan cansados que nos dio igual y aceptamos la sugerencia, dejamos las maletas y nos fuimos a cenar. Hay una cosa curiosa, en muchos restaurantes de la zona no tienen carta, es decir, te dicen lo que tienen ese día o lo que te pueden ofrecer, pero vas a ciegas y no sabes nunca lo que te van a cobrar, ese fue uno de ellos, la verdad es que nos atendieron muy bien pero fue una de las cenas-comidas más caras que hicimos (80 euros).

img_8753

Llegada a la caótica Nápoli

Estándar

Jueves 3 de julio. Comienza la aventura!!!, vuelo sin incidentes y llegada a Nápoles.

 

Este día, el avión salía bastante tarde de Mallorca, a las 17.40, y no teníamos previsto visitar nada debido a que llegábamos bastante tarde, aún así decidimos intentar cenar en Pozzuoli. Después de un vuelo muy cómodo y sin incidencias, aterrizamos en el aeropuerto de Nápoles- Capodichino, pequeñito y fácil de recorrer, salimos de la terminal en busca del autobús que nos tenía que acercar a la zona de los “Rent a Car”, un autobús gris que hay nada más salir de frente. En 5 minutos estábamos recogiendo nuestro Opel Zafira, un monovolumen que aunque con poca potencia, nos iba a llevar a ver la Campania, la costiera Amalfitana y Nápoles. Navegador a punto y rumbo al hotel Cristina, en Fuorigrotta, un extrarradio de Napoli a 5 paradas del museo arqueológico y del centro napolitano. Hicimos el “check in” y con el tiempo justo para asearnos un poco, volvimos a coger el coche para acercarnos a Pozzuoli con la intención de cenar en una de sus plazas más concurridas en el Caffé Serápide y ver también iluminado el templo que da nombre a este restaurante. Nos costó llegar más de lo esperado, pese a estar bastante cerca del hotel, la línea “litoranea” que bordea la costa es sinuosa y con mucho tráfico. La cena en el restaurante a base de ricas pizzas y cerveza italiana nos hizo sentir muy bien y que aquí empezaba nuestro deseado viaje. Después de la cena dimos una vuelta por Pozzuoli para ver los primeros restos de todos los que veríamos en los 8 días que íbamos a estar en Italia. Llegamos al hotel bastante tarde, sobre la 23.30, a dormir….que mañana nos espera el Museo Arqueológico!!!!tempio di Serápide

 

CAMPANIA: Una semana intensa tras la historia romana y griega, naturaleza y gastronomía.

Estándar

La verdad es que hace mucho que no escribo, pero como me han pedido tantas veces que retomara el blog, al fin me he decidido y voy a empezar a contaros nuestro viaje de este verano por tierras italianas. Esta vez teníamos bastante claro que la zona elegida sería Campania, para seguir los pasos de los romanos y los griegos que colonizaron esta zona y dejaron un legado muy grande sobre cómo estaba organizada su vida social y su cultura.

Primero, encontrar un vuelo barato, ya sabíamos que EasyJet empezaba a operar desde Palma directo a Nápoles en verano y en cuanto salieron los vuelos me puse manos a la obra a buscar qué día salía más económico, al final, salida el jueves 3 de Julio y vuelta el jueves 10 de Julio. Lo peor fue encontrar hoteles que se ajustaran a nuestro presupuesto y nuestras exigencias. Los niños querían piscina y nosotros un poco de tranquilidad al llegar al hotel después de un día exhaustivo de visitas. Al final los días quedaron distribuidos así: 1 noche en Nápoles (hotel Cristina, en la afueras cerca de Pozzuoli,89 euros), 3 noches en el Vesubio(hotel Palazzo Rosenthal en Trecase, 389 euros), y 3 noches en Vico Equense( hotel Villa Della Porta, 540 euros). Alquiler de coche con Firefly (filial de Hertz), 420 euros, asegurado a todo riesgo sin franquicia y contra robo de cualquier tipo. En Nápoles son muy exagerados con este tema, te dicen que te van a robar en cualquier momento, a mí un par de veces me dijeron algunas personas por la calle que colocara bien mi bolso o mi cámara delante de mí para que no me robaran!!!!. La verdad es que yo no sentí inseguridad en ningún momento, ni tan siquiera en el breve paseo por el “quartieri Spagnoli”. En fin, hicimos todos los seguros que nos recomendaron y así fuimos tranquilos todo el viaje.

Dia 8 de Julio. Milan.Un dia de locos!!! pero muy bien aprovechado

Estándar

Amaneció despejado…., la previsión había augurado mejor tiempo por el sur, hacia Milan y como ese era nuestro destino, nos animó que además en Lecco comenzara a salir el solete. Desayunamos viendo la maravillosa vista de Lecco y prontito, cogimos carretera hacia Milan…teníamos tiempo pero.. no queríamos cogernos los dedos pues nuestra reserva para ver el cenáculo era a las 10.45 y teníamos que estar al menos 15 minutos allí antes. Entrar a Milan, aparcar en el parquinq Macciachini, coger el metro…y 7 paradas más allá en Duomo hacer transbordo hacia Cairoli para acercarnos lo más posible a Santa Maria delle Grazie. Nuestra idea era ver antes el Castelo Sforcesco pero….cual fue nuestra sorpresa que a 26 km de Milan encontramos unas obras que nos paran en seco durante unos 5 km aproximadamente…totalmente parados!!!!, no me lo podía creer, un trayecto que íbamos a hacer en 1 hora, íbamos a tardar más del doble. Encima a la altura de Monza la carretera volvía a tener obras y eso sí, esta vez ya sin pararnos recorremos esos kilómetros a 20 por hora… Yo ya lloraba pues veía que no nos daba tiempo a llegar. Llegamos bien al parquing y a la salida buscando la entrada del metro ya eran las 10.00, teníamos media hora para llegar, dios!!, que estress!!!!!. Entre que llegó el tren e hicimos el transbordo salimos a la calle a las 10.30, orientándome en el mapa como pude, empezamos a correr!!!!, literalmente!!!!.

Ya no llegábamos un cuarto de hora antes como ponía en la reserva!!, nos dejarían entrar!!!????, Adri y yo hicimos una carrera para motivarle a correr un poco más y Jose se quedó un poco más atrás empujando al cochecito con Héctor dentro que el pobre tenía una cara de velocidad y preguntaba : Que “pacha” Mamá? “Po” que “coremos” tanto!!??

Adri y yo cruzamos la calle jugándonos el físico y damos la vuelta a la iglesia para entrar por el sitio indicado…..las 10.42 minutos!!. Jadeando le digo a la chica que tenemos reservado a las 10.45 y me dice.

-Si..sólo faltan ustedes, Rosaana Garcia??? 2 adulto y 2 niños??’.

–Si – le digo yo…..

–Tranquilícese 2 minutos en esa pequeña sala y les haremos pasar con los demás.

El corazón se me salía del pecho y a Adri tambien…Jose sacó la botella de agua para beber y nos  dijeron que no se podía beber alli…. Pero no estábamos dentro!!!, bueno, en uno de los accesos de esos que te cierran las puertas detrás de ti cuando entras….como en la carcel!!!jejaja. La chica tuvo piedad de nosotros y nos dejó beber pero en el último reducto nos echó la mirada asesina para que guardáramos el agua y para adentro!!!!.

Todo el mundo se fue hacia delante para contemplar la hermosa obra de arte y nosotros nos sentamos en los banquitos a sacar el “Ibook” donde teníamos toda la información detallada del cuadro, aunque casi me la sabía de memoria, recordé algunos puntos y se los fui explicando a Adri, Después de 4 o 5 minutos nos acercamos a observarlo con más detenimiento, aunque es verdad que se ve mejor a 3 o 4 metros de distancia. En exactamente 15 minutos nos sacaron a fuera, poco tiempo la verdad para contemplar tan majestuosa obra pero…es lo que hay!!!! Después recorrimos la iglesia de Santa Maria delle grazie por dentro que nos gustó bastante la verdad, una de las más bonitas de Milan por dentro y al salir comenzamos nuestro recorrido por la parte sur de Milan.

Santa maria delle Grazie

El recorrido era largo pero nos permitiría hacernos una idea de la ciudad paseándola. Desde allí a S. Ambrogio y desde ésta a la Basilica de San Lorenzzo alle Colonne.

La iglesia de S. Ambrogio tiene su origen en el siglo 4 como iglesia paleocristiana, fue iniciada por el mismo Obispo Ambrosio alrededor de 385 y consagrada en 386. La iglesia fue construida a gran escala sobre un cementerio existente. Dos mártires locales proporcionan las reliquias necesarias para el altar, y San Ambrosio fue enterrado al lado de ellos después de su muerte el 4 de abril, 397.

La basílica fue reconstruida en estilo románico en el siglo 11 y este es el edificio que sobrevive en la actualidad. Los registros históricos no especifican una fecha exacta, pero los estudiosos creen que fue comenzado probablemente alrededor de 1080.

Los registros históricos indican que la antigua nave aún estaba en uso en 1067 y la nueva fue comenzada a utilizar en 1093. Sin embargo, parece que la parte más occidental de la nave no se completó hasta más tarde.La torre sur se inició en 1123.

La Basílica de San Ambrosio tiene un aspecto exterior poco común, con un atrio excepcionalmente grande que se extiende hacia el oeste y dos torres de diferentes alturas. El atrio (fechado por una inscripción de 1098) es casi tan grande como la propia iglesia y crea una vista impresionante después de entrar por la puerta pequeña en el extremo oeste. En la actualidad alberga fragmentos arqueológicos y tumbas en su galería porticada, que está decorada con capiteles del siglo sexto.

La parte visible de la fachada oeste tiene seis arcos abiertos.La torre sur, conocida como la Torre de los Monjes, es bastante simple en su diseño y data del siglo 10. Su homóloga del norte es la Torre de los cánones, más bella , que se inició en 1123, se interrumpió en 1128 y se terminó de acuerdo a los diseños originales después de 1181.

basilica de San Ambrogio

En el interior destaca el  ambón de marmol, que se hizo entre 1130 y 1143. El ambón es un tipo de púlpito y fue utilizado sobre todo para las lecturas del Evangelio por los canónigos y los monjes. Apoyado por esbeltas columnas antiguas, que fue construido sobre el sarcófago de Stilichone .

La escena central del mosaico del ábside tiene un diseño bizantino tardío y probablemente data de principios de los años 1200. Lo que más me impresionó fue la cripta, uno de los lugares más interesantes de la Basílica. Que exhibe a San Ambrosio acompañado de San Gervasio y Protasio. Su esqueleto está protegido por un cristal protector y se vistió con sus mejores galas de obispo completo, completo, con la mitra blanca y zapatillas delicadas. Una pasada….y mucho “yuyu”, menudas calaveras!!!!.

La Basilica de San Lorenzo destaca principalmente por sus columnas romanas, son 16 columnas de mármol con capiteles corintios que sostienen el entablamento de un edificio romano que fue construido en el siglo tercero , probablemente unas termas mandadas a construir por el emperador Maximiliano . Las columnas fueron transportadas en la ubicación actual en el siglo IV, para completar la iglesia de San Lorenzo. Es un lugar muy especial ya que guarda le esencia de Roma en Milano, y es escenario de muchos rodajes, por cuerto…encontramos uno!!!!, rodaban una peli allí!!!, Como en Bruselas tuvimos que sortear a los cámaras y a los extras para no salir en la toma!!!!!!.Tambien decir que el tranvia pasa pegado a las columnas, una bonita foto que no recuerdo si pudimos hacer ya que rodaban en ese momento!!!!

San Lorenzo alle Colonne

Por la curiosa calle Corso de porta Ticinese llegamos a la concurrida Via Carrobio donde cogimos un tranvía para descansar 3 paradas hasta Via Torino donde queríamos visitar San Satiro y Santo Sepolcro, unas de ellas si pudimos verla…la de san Satiro estuvo cerrada, una pena. Ya con un poco de hambre llegamos a la Piazza del Duomo y admiramos la majestuosidad de la catedral milanesa y nos hicimos unas cuantas fotillos pero como el hambre apretaba decidimos adentrarnos en la galeras Vittorio Enmanuele para buscar donde comer.

Gallerias Vittorio Enmanuele

Dios que chulas son las galerias!!,y que precios!!!!, por un plato de macarrones 23 euros, por un plato de carne 35 euros!!,la vimos por dentro e hicimos un giro a la derecha como para salirnos y por la parte de fuera encontramos dos restaurantes que tenían buena pinta.Héctor dormía y el calor y el cansancio empezaba a hacer mella en nuestro cuerpos, decidimos entrar al final el Prima Fila, en una terraza con aire acondicionado y con unos camaremos muy atentos que nos atendieron muy pero que muy bien. Los niños pidieron Spaguetti carbonara y nosotros el piato Milanese consistiendo en risotto a la Milanesa con Ossobuco, toda una delicia!!!

Al salir con la fuerzas repuestas nos dirigimos hacia el ascensor que sube a las terrazas del Duomo(8 euros), un espectáculo que recomiendo a todo el mundo. Es impresionante ver la ciudad desde allí arriba y poder observar todos los detalles de los pináculos y arbotantes, pasearse por el tejado y disfrutar de la piazza del Duomo a tus pies. “La madonnina” esté en obras pero aún así…merece la pena. Interiomente es tambien impresionante y muy grande,es de estilo gótico y tiene 157 metros de largo y puede albergar 40.000 personas en su interior. Las ventanas mayores del coro tienen la reputación de ser las mayores del mundo.Tardó más de 500 años en acabarse. En 1386 el arzobispo, Antonio da Saluzzo, comenzó la construcción del Duomo con un estilo gótico tardío, hay en el edificio muchos aspectos insólitos en Italia, que pertenecen a la tradición arquitectónica gótica de Bourges en Francia con dobles naves laterales y una arquería muy alta rematada por ventanales diminutos. Sus arcos tienen capiteles de difícil clasificación. Poco a poco con el paso de los años se fueron terminando las naves y adosando la ingente cantidad de estatuas a su fachada. La última puerta fue inaugurada el 6 de enero de 1965, ésta es la que se considera como fecha de su finalización, o sea, 579 años después del inicio de la colocación de la primera piedra. Una pasada….cuando andas por sus terrazas te das cuenta de lo sólida que parece y és. Es increíble que tanta gente esté andando por encima y por dentro de ella al mismo tiempo!!!!!!

En su interior alberga muchos sarcófagos y esculturas entre las que se puede destacar:Delante del antiguo mausoleo se encuentra la más renombrada obra de arte de la catedral, la estatua de San Bartolomé de Marco da Agrate.Un hombre musculoso difícil de no ver por su envergadura y su realismo. El presbiterio, es una tardía obra maestra del Renacimiento, compuesta por el coro, dos púlpitos realizados en cobre y bronce y dos grandes órganos. Alrededor del coro se encuentran las puertas de las dos sacristías, algunos frescos y una estatua Papa Martín V.

El transepto, con el candelabro de Trivulzio, que se encuentra en dos piezas, la base (atribuida a Nicolás de Verdún, del siglo XII), caracterizado por un fantástico conjunto de vides, vegetales y animales imaginarios y los brazos de mediados del siglo XVI. Y por último en el pasillo izquierdo se puede ver el monumento a Arcimboldo, obra de Alessi, así como figuras de estilo románico que representan a los apóstoles en mármol rojo y el baptisterio neoclásico obra de Pellegrini. Todo un alarde de grandiosidad que nos dejó perplejos. Y tanto que nos salimos de allí sin la mochila que dejamos abandonada en un banco de la catedral. Al salir por la puerta , todavía no nos habíamos dado ni cuenta, escuché por casualidad en Italiano, la conversación de una chica con un guarda de seguridad, que le decía algo de que había sido olvidada una bolsa en un banco y no había nadie cerca…pensé : mira alguien que ha perdido algo. Ya a fuera hicimos otras varias fotos y los nenes pidieron agua, le digo a Jose: Y la mochila???.

Dios!!!!, la mochila!!!, era la mia!!!!, y salgo corriendo. Jose dice: que pasa?????, que nos hemos dejado la mochila con todo dentro!!!????

Imaginad la escena, otras vez yo corriendo y Adri detrás de mi…nos saltamos la cola, me para un guardia de seguridad como si fuese una delincuente y le digo lo que pasa….me acompaña al banco y había al lado de la mochila un tío allí apostado al lado según él desde hacía 20 minutos vigilando la mochila. Ya iban a llamar a los de explosivos o casi!!!!!,la aseguro que es mía y que no lleva nada dentro más que mis cosas!!!, no me deja tocarla, el tío. Al final habla con el “walkie talkie” y me deja cogerla. Se la enseño y me deja salir con ella!!!.Menos mal que ahora con la psicosis de los atentados nadie se atreve a tocar cosas que no son suyas!!!!

Bueno..otra anécdota para el dia de la excursión a Milan.!!!! Y que no sería la última por cierto!!

Nos quedaba poco por hacer en Milan, un repasito a las galerias atravesándolas por completo y una visita a la Piazza Della Scala y la piazza San Fedele, después por la  Via S. Marguerita llegamos hast al Piazza mercanti, un reducto veneciano en el centro de Milán , con su pozo en le centro y todo ,te transporta el medievo y parece que estás en otra ciudad. Se encuentra allí el Palazzo della Ragione, también llamado Borlotto Nuovo, el símbolo del periodo comunal de Milán. En el lado opuesto se encuentra la Loggia degli Osii, construida con mármol blanco y negro, bajo comisión de Matteo Visconti en 1316. Cerca de la Loggia hay el Palazzo delle Scuole Palatine, diseñado por Carlo Buzzi y construido entre 1644 y 1645. Al final de la plaza está la Oficina de Estado, construida sobre los restos de la Casa Panigarola (siglo XV ). Este lugar es conocido como el “Corazón Medieval” de la ciudad.

Piazza della Escala

San Fedele

Palazzo della Ragione

Piazza Mercanti

Caminando por la Via Dante nuestro objetivo era llegar hasta el Castelo Sforcesco antes de irnos hacia el coche. Hacía tanto calor que tomamos un helado allí y los peques se mojaron los pies en la fuente a la entrada del Castello. Allí mismo cogimos el metro para ir hacia el parquing.

Castello Sforcesco

Saliendo del metro comenzó nuestra última aventura milanesa. Comenzaba a llover con unas gotas gordas increíbles…pensamos esperar a llegar al coche en el soportal del metro pero, al final mojándonos decidimos tirar pues los nenes se hacían pipí y necesitábamos un baño. Pagamos el parquing. Increíblemente barato 1.80e todo el día. Y cogimos el coche, no sin antes pedir la llave para entrar al cuidado aseo del parquing. Un 10 para el parquing Macciachini!!!!.

A la salida llovía bastante. Cómo era posible que un día de tanto calor de repente acabara así!????, una nube negra se cernía sobre el cielo milanés y casi llegando a la carretera de salida comenzó a granizar!!!, unas bolas de tamaño de una pelota de golf y con una intensidad brutal, el coche retumbaba. Yo que iba al volante cada vez más acojonada. A 20 por hora y casi sin ver nada avanzábamos. Al final vemos que los coches empiezan a colocarse debajo de puentes y subiéndose a las medianas en busca de árboles para proteger la carrocería del coche. Hacemos lo mismo y el temporal nos pasa por encima, 20 minutos de tormenta que no sabemos si bajar del coche y ponernos a resguardo y quedarnos dentro allí subidos a la mediana, parecía que estábamos en el artico, al lado del mar con los glaciares rodeándonos!!!!, una aventura fantástica!!!. De repente empezó a parar y las alcantarillas a drenar la ingente cantidad de agua y pudimos volver a ponernos en marcha. Imaginad el atasco generalizado para salir de Milán!!! Yo estaba muy tensa de tanto apretar el embrague e incluso Jose me cambió el sitio en medio del atasco, no podía más y no sabíamos hasta donde estaría todo atascado. Menos mal que al final pudimos salir de la ratonera y poner rumbo a Lecco, a descansar y salir a cenar al restaurante Aqcuario que tanto nos había gustado el primer día. Milán…para recordar…espero que si volvemos algún día sea más tranquilo que esta vez!!!!!

7 de Julio 2011: Lago de Como: Varenna, Castillo de Vezio y Tremezzo

Estándar

El dia se despertó un poco gris y ventoso, el tiempo había anunciado lluvia para todo el día, aunque es verdad que yo confiaba en tener algo de suerte y no fuera para tanto. Este día teníamos previsto nuestra primera incursión en el lago de Como con barquito y se me antojaba que no sería tal y como esperábamos en principio. Subimos a desayunar a a última planta del hotel y disfrutamos de las vistas impresionantes desde la mesa que nos asignaron. Un buffet muy rico y con variedad de bollería, platos calientes y embutidos. Desayunamos bastante y mientras veíamos la cantidad de windsufistas y kitesurfistas que surcaban el lago…….nos dimos cuenta de que las olas que movían el lago no presagiaban nada bueno.

Cogimos el coche prontito pues teníamos intención de llegar a Varenna bordeando el lago a las 9.30 que teníamos un barco para cruzar a Tremezzo, y visitar allí Villa Carlotta. El recorrido se hizo ameno pese a que en coche no puedes correr mucho por la carretera que bordea el lago. Casi a punto de llegar a Varenna comenzó a chispear y ya salimos del coche lloviendo. Pusimos un ticket de hora para 5 horas y fuimos a comprar el ticket de libera circolacione de la “Navetta del centro del lago”, es un ticket que por 12 eruos te permite hacer el trayecto por los pueblos que comprenden el centro del lago:Varenna, Mennagio, Bellagio, Tremezzo y…..llegar hasta Lenno para ver por fuera al menos la Villa del Balbianello, lugar donde se grabaron varias escenas de Star Wars( primer episodio) de la que mi marido es fan incondicional.

Llegó el barco…..llovía a cántaros!!!, adios fotos del lago de Como!!!!!…..

Nadie subió con nosotros al barco íbamos solos….es verdad que el día no acompañaba pero…..era lo que había!!!!. Llegamos a Tremezzo, una lluvia espesa cubría Villa Carlotta y decidimos no bajar y continuar el paseo hasta Lenno a ver si amainaba un poco.

 

Menos mal…. Entre la bajada y la subida en casi media horita más, empezó a chispear y poco a poco a dejar de llover. Bajamos a la vuelta, esta vez si, en Villa Carlotta en el embarcadero que hay justo delante de la Villa, y todavía mojándonos sacamos las entradas. El jardin estaba encharcado y las plantas todas mojadas…le daba un aire de frescura especataculas y las fotos desde el balcón con las nubes enganchadas en las montañas, un aire tirolés. Hacía fresco pero poco a poco parecía que despejaba.La bella villa construida por el banquero milanés Giorgio Clerici en 1690 y perteneció a varios dueños hasta que la compró la princesa mariana de Nassau como regalo para su hija carlotta de la que tomó entonces el nombre la villa. La villa tiene dos zonas diferenciadas. Los maravillosos jardines y el palacio.

El palacio tiene poco mobiliario actualmente y posee un museo de Arte Neoclásico donde se exponen obras de Antonio Canova y Van Dyck , entre otros. Destacar la bellísima copia de la estatua “Eros y Psique” de Canova, que acertadamente está situada en el centro de una sala para que la podamos apreciar desde todos los ángulos. He investigado sobre la historia de estos dos amantes y resulta que és más larga de lo que yo pensaba, a ver si soy capaz de resumirosla sin aburriros.

Parece ser que hace  mucho, mucho tiempo, hubo una vez un rey que tenía tres hijas.La más joven de ellas, Psique, era tan bella que los habitantes del país la preferían incluso ante Afrodita, con lo que ofendieron gravemente a la diosa. Así que Afrodita, víctima de los celos, pensó en vengarse de Psique y de su pueblo, humillándola; para eso trazó un plan, que consistía en enviar a su hijo Eros para que lanzase una flecha de oro al corazón de la joven y le inspirase una pasión desenfrenada hacia el ser más monstruoso de la tierra. Sin embargo, cuando Eros vio a Psique, fue él quien se enamoró y trató de raptarla, intentando además que Afrodita no se enterase y creyese cumplida la venganza que había ordenado. Pidió ayuda a Apolo y éste envió un oráculo al rey para obligarle a vestir a Psique de novia y exponerla en una roca, para que el monstruo pudiera raptarla.
Todo el mundo en el reino lloró la amarga suerte de la princesa al verla pasar ricamente engalanada, conscientes de que era la última vez que podían contemplarla, excepto sus dos hermanas, que siempre  habían envidiando la belleza de Psique y  estaban encantadas de que se la quitasen de la vista, aunque fuese con rumbo a un destino tan desagradable.
Psique, una vez sola en la roca, estaba desconsolada esperando la aparición del monstruo que había de llevársela para siempre y resignada a morir en breve, pero quien acudió fue el dios viento Céfiro para trasladarla suavemente a un palacio maravilloso en el que se encontró completamente sola,  una voz muy dulce que le explicó  que el dueño del palacio acudiría esa noche a su lecho para tomarla como esposa, para lo cual tenía que esperarle dispuesta y a oscuras.
Llegó la noche, y Psique se acostó en el lecho perfumado,  esperando que el monstruo acudiese a tomarla, y en la oscuridad sintió como se aproximaba alguien a ella… el temor le duró justo hasta ese momento, después se dio cuenta de que era alguien amable y bueno con ella y no le importó que clase de mostruo puediera ser, cada día esperaba que llegase la noche para que su amante se reuniese con ella. Claro que llegó un punto en que sólo con las noches entretenidas, los días comenzaron a resultar aburridos, no podía ver a su marido, ya que él le había explicado que si llegaba a contemplarle tendría que abandonarla, no tenía contacto con nadie… Psique suplicó y suplicó hasta que al fin accedió a dejar que sus hermanas acudiesen a visitarla. El dios Céfiro volvió a facilitar el transporte, y las llevó al palacio, que las deslumbró y acrecentó los celos que siempre habían tenido de Psique. Comenzaron a interrogarla y fueron felices cuando ella les confesó que jamás había contemplado a su marido, puesto que él se lo había prohibido; vieron entonces la posibilidad de envenenar la felicidad que tenía su hermana y le diejron que  si él no se mostraba, sería porque era tan feo que nadie podría soportar su visión.Total que la convencieron para coger una lámpara en enmedio de la noche y un cuchillo para encenderla y ver su rostro y si era tan feo…poder matarle. Cuando  vió la hermosura de aquel hombre, supo que se encontraba delante de Eros y no se dio ni cuenta de uqe una gota de aceite goteaba en el pecho del durmiente y lo despertó. Gratándole él .Psique, Psique…peor que has hecho!!!!, has roto nuestro pacto!!!!Psique se encontró nuevamente en la roca donde sus padres la habían dejado. Los jardines y el palacio dorado habían desaparecido. Psique, triste y desconsolada, inicia entonces un largo peregrinar por el mundo en busca de su esposo; Eros se encontraba recluido en el palacio de su madre, pero protegía invisiblemente a su amada, pero tuvo que revelar a su madre Afrodita y el origen de la quemadura. La diosa se lanzó inmediatamente tras los pasos de Psique para vengarse. Después de apoderarse de ella, la hizo azotar y le impuso tres pruebas, aparentemente imposibles de realizar, que después de muchas calamidades Psique logró finalmente llevar a término. De los Infiernos, donde la había conducido su última prueba, Psique trajo consigo un cántaro que debía dar a Afrodita por encargo de Proserpina -la diosa del Infierno, mujer de Plutón-, con la prohibición de abrirlo. Pero la curiosidad de la joven hizo que lo abriera. Este cántaro contenía la belleza y al abrirlo una nube la envolvió y cayó en un sueño profundo y mortal.

La afortunada princesa siempre contó entonces con la ayuda anónima de Eros, que comprendió la fatal curiosidad de su esposa y voló al Olimpo para rogarle a Zeus que le permitiese vivir con ella. Zeus tuvo piedad de Psique. No sólo la perdonó, sino que le hizo beber néctar y comer ambrosia en presencia de todos los dioses, convirtiéndola en inmortal y en el mismo Olimpo se celebraron las bodas sagradas de Psique y Eros; se unieron para siempre el amor y el alma. Dicen, que Psique sólo fue feliz mientras se abstuvo de profundizar, llevada por una curiosidad inquieta, en las causas y la naturaleza de su felicidad, pues el conocimiento es fuente de dolor…”

Después de otro paseo y unas cuantas fotos en el jardín…ya sin lluvia…nos fuimos a coger el barco de nuevo ya que empezábamos a tener hambre y queríamos dar una vuelta por Varenna antes de comer. Resulta que Varenna tiene un paseo que bordea el lago casi por debajo de las casas que cuelgan al lago y varios restaurantes que tenían buena pinta pero nos quisimos acercar hasta el mismo centro del pueblo y vimos un hotel que tenía terraza al lago…entramos aunque sólo fuera para mirar las vistas y estaba tan cansada que miramos la carta y nos quedamos a comer allí. Las vistas impresionantes y el sol que amenazaba con salir…..mejor aún. Un poco subido de precio pero…..un capricho nos lo podíamos permitir!!!!

Acercándonos a Varenna

El hotel Royal Victoria, nos obsequió con un risoto a las finas hierbas con pera, unas sopas de verduras para los peques y unos crepes de jamon y porcini con parmesano…de rechuparse los dedos…como colofón un tiramisú, el mejor que he proado en este viaje. Sólo un pero…..culpa nuestra por cierto….al salir dejamos olvidada una de las máquinas con las uqe los niños juegan y ven un poco la tele…nos dimos cuenta más tarde en Mennagio pero llamamos y nadie la había visto. Alguien se la quedo???’’ quien sabe!!!!!         Hector la dejó después en Villa monastero!!!???’. Bueno…unas cosas menos que controlar!!!, cuando vas con niños entre chaquetas, bolsas, máquinas, cochecitos, cámaras de fotos……llevas tantas cosas que es difícil no dejarse nada!!!! De allí caminando unos 7 minutos queríamos visitar Villa Monastero, es un hotel y centro de congresos pero dejan visitar los jardines, pagando, eso si. Pero como el día había sido tan malo y teníamos tan pocas fotos buenas de lago, decidimos entrar y fue un acierto por que nos salieron unas fotos muy bonitas!!!!!

Comida en el hotel Victoria

Varenna

Villa Monastero

De allí, cansados, intentamos subir hasta la fortaleza de Vezio pero empezaba a ponerse el cielo muy negro y amenazante ,subimos hasta un parquing donde había que dejar el coche y caminar un buen trecho pero….como se puso a llover nos arrepentimos y volvimos a coger el cohce de nuevo…seguro que las vistas del lago de Como desde allí serían impresionantes pero…..decidido…nos volvíamos al hotel a descansar!!!, de bajada me paré en Fiumelatte para hacerle una foto al rio más corto de Italia(unos 250 metros solamente) que brota en el pueblo del mismo nombre cerquita de Varenna:El Fiumelatte es un río que fluye de una cavidad en la roca en las montañas Bergamascas en Lago de Como , al sur de Varenna , en la localidad del mismo nombre que como ya he dicho antes tiene una longitud aproximada de 250 m (820 pies). Se le llama Fiumelatte por que está compuesto de Fiume (en italiano, “río”) y  latte (“leche”), se llama así por el color extraordinariamente blanco lechoso de sus aguas. Una de las peculiaridades del río es su intermitencia anual: por lo general se seca en la mitad del mes de octubre para volver a aparecer en la segunda quincena de marzo, por lo que se le ha dado el apodo:Fiume delle Madonne (“río de los dos Madonnas”), en alusión a la fiesta de la Anunciación (25 de marzo) y la Virgen del Rosario (7 de octubre) que es cuando aparece y desaparece. Este fenómeno se puede deber a la ventilación de una cavidad subterránea sin explorar en la montaña que se llena periódicamente de agua y fluye en ese tiempo. Ha sido estudiado por muchos espeleólogos entre ellos  Leonardo da Vinci que hizo sus incursiones a través de las roca para averiguar el por qué del suceso….todavía sigue siendo un misterio.

Comenzaba a arreciar y casi me mojo entera para hacerle una foto….evidentemente nadie salió del coche para taparme con el paraguas…aquí os dejo la foto. Volvimos a Lecco y descansamos un rato en el hotel y después salimos de nuevo para buscar un sitio donde cenar, cosa que nos costó bastante por que se puso a diluviar y los charcos que habían en los accesos a Lecco eran tan grandes que incluso los bomberos y los de protección civil andaban intentando organizar el tráfico para que los camiones pudieran evacuar toda el agua acumulada en los márgenes del lago y aledaños. Al final después de mucho dar vueltas y meternos en un atasco monumental cenamos en el Macdonalds del centro…muy socorrido desde luego, tardaron una eternidad en servirnos pero es que todo estaba inundado…baños…..entrada…….cocina…,fue un desastre!!, árboles tirados en la terraza,…todo el mundo dentro.Un bajón de temperatura brutal, de 25 grados a 15 grados…y yo descalza!!!!!, vamos…con sandalias!!!! ,un desastre!!!!. En fin…que cenar y al hotel a descansar y a mirar el tiempo que al día siguiente tocaba Milan y si al menos no lloviera…….

15 de Octubre 2010:Lucca,el medievo dentro de la muralla y Pisa, un milagro de plaza.

Estándar

Nuestro viaje tocaba a su fin y ese día nuestras visitas se centraban en Lucca y Pisa, teníamos 9 horas para visitar las dos ciudades. Como siempre para nosotros, al salir del hotel casi no habían puesto las calles,unos cuantos operarios de la limpieza y los repartidores del pan y los periódicos. Buscamos un sitio para desayunar y todo estaba cerrado, hasta que llegamos a la Piazza del Giglio y encontramos una croissanterie en la que degustamos unos estupendos cornettos( como croissants) rellenos de jamón y queso con nuestro ya habitual capuccino matutino. Hay mucha gente que nos dijo que si visitábamos Lucca después de la bellissima Firenze y la espectacular Siena, probablemente nos defraudaría o no nos gustaría tanto como debiera pero es que yo creo que hay que ver la cosas tal y como son, Lucca es preciosa tal y como es, por su sencillez, su estructura, sus iglesias, su muralla, sus callejuelas, toda ella es para pasearla y disfrutarla.

Lucca tiene orígenes romanos, desde el año 180 a.c. que se convirtió en colonia romana, la ciudad fué creciendo y en el trazado de sus calles se evidencia el legado de esta época. La Piazza del Mercato tiene la forma elíptica que recuerda a la del anfiteatro romano. Después del desayuno volvimos hacia atrás a ver la catedral de San Martino que nos habíamos dejado buscando donde desayunar.

San Martino se remonta al SXI. Su fachada de mármol es asimétrica para acoplarse al campanario anexo. Es de estilo románico pisano, la rica decoración exterior y la estructura de columnas y arquerías se repetirán en la iglesia San Michele in Foro. Escenas de la vida de San Martin decoran la fachada, así como los meses del año en las arquivoltas de la puerta principal muestran las labores propias de cada estación del año. La fachada en “gablete” tiene 3 niveles de columnas, cada una de ellas tiene decoración distinta y se rematan con escenas de caza. El campanile se levantó como torre defensiva y más tarde se añadieron los dos últimos pisos. De allí nos acercamos a ver la muralla y dar un paseíto por ella, la gente de Lucca acostumbra a pasear, hacer footing, y montar en bicicleta, nosotros paseamos un tramo hasta llegar a la Via Vittorio Veneto que nos llevaría a la Piazza de San Michele in Foro. La iglesia San Michele in Foro es por fuera también espectacular, casi podría decirse que si no llega ser por la inmensa estatua del santo, no parecería ni una iglesia. Es de estilo románico como la de San Martino, está situada en la plaza de su mismo nombre que fué el lugar donde estaba situado el foro romano. Este es el punto de intersección de las calles que conforman en casco antiguo de acuerdo con el trazado urbano original realizado por los romanos. El palacio Pretorio se encuentra a pocos pasos de la plaza.

La luminosa fachada blanca con cuatro pisos de columnas esta construida a base de bloques geométricamente exactos de piedra caliza, tiene unas dimensiones considerablemente superiores a las del resto de la iglesia. En relación a lo anterior, no existe ningún expediente de la época que detalle el porqué de ese hecho. Pudiera ser que los fondos asignados para la edificación de la iglesia se acabaran antes de que ésta lograra alcanzar la misma altura de la fachada. En su interior se conservan obras de Flippino Lippi y Andrea della Robbia. En la plaza adyacente tenemos el monumento a Giacomo Puccini y al lado mismo la casa donde vivió.

San Martino, fachada con campanile y detalle.

San Michele in foro y Giacomo Puccini.

Subiendo por la emblemática via Fillungo, repleta de tiendas y pequeños comercios, llegamos hasta la Piazza del Mercato o anfiteatro, preciosa y de nuevo sin gente para hacer la foto!!!!Esta plaza se construyó sobre los restos del antiguo anfiteatro romano que actualmente queda unos 3 metros por debajo de las casas que la forman. Se accede a través de 4 puertas abovedadas de las cuales 1 de ellas sólo, la más bajita, es una reproducción exacta de uno de los accesos originales.  Como queríamos llegar hasta el final, hicimos un último esfuerzo y llegamos hasta la Basilica de San Frediano, también preciosa con su mosaico dorado del S XIII, imita el estilo bizantino. Nos dejamos el palacio Pfanner por falta de tiempo y probablemente de dinero…jeje, tampoco subimos a la torre Guinigi pues las escaleras no nos llamaban la atencíon, probablemente la vistas fueran espectaculares pero….tendrá que ser en otra ocasión.

Piazza anfiteatro y portada y campanile de San Frediano

Bajamos de nuevo por la Via Fillungo para desviarnos a la izquierda por la Via Sant’Andrea para pasar por debajo de la torre Guinigi, y pasando luego por el “istituto Musicale Boccherini”(otro ilustre hijo de la ciudad), hasta la Piazza Bernardini y al hotel a pagar la habitación y recoger las maletas para hacer nuestros últimos kilómetros hasta Pisa. La amable recepcionista (la única que encontramos que hablaba español), nos recomendó pagar la autopista para llegar a Pisa, y visto que lo nuestro no son las carreteras comarcales, decidimos por una vez hacer las cosas bien y coger la Autostrada y pagar….sólo fué 1 euro y casi nos encontramos en la misma Pisa, en sólo 20 minutos. No supimos entrar al primer parquing que había señalizado y seguimos las indicaciones del segundo, siempre divisando la famosa torre que se alzaba a nuestra derecha. La verdad es que no tiene pérdida. Dejamos el coche y pusimos un ticket pues es un aparcamiento sin vigilancia y sin barrera pero como si fuera zona azul, con unos simpáticos “gorrillas” que igual te venden un collar que un paraguas, además te vigilan el coche por medio euro!!. Por un pasadizo habilitado se accede a la carretera que nada más cruzar entras en la muralla y a la derecha…..tachan!!!! ya puedes ver el conjunto monumental!!!!. EL sol abrasaba…duró poco pues a las 14 se nubló, no íbamos a entrar al Duomo por la mañana y eran casi las 12,30, nos convenía buscar un sitio para comer, pues resulta que en la Osteria dei Mille los viernes era su dia de descanso y cuando llegamos allí,….estaba cerrado!!, y eso que les envié un mail para reservar y me contestaron que no había ningún problema!!!…..se les cruzarían los cables???!!!

Comimos en la Osteria I Santi, totalmente recomendable en la via Santa Maria, a la altura del cruce con la via del Mille,de allí nos acercamos al Arno a ver la pequeña iglesia gótica Santa Maria della Spina y después de un breve paseo por el casco antiguo y la zona de la universidad, llegamos a la Piazza dei Cavalieri, con sus edificios universitarios y la iglesia de Santo Stefano, muy amplia y muy transitada, por una calle paralela subimos de nuevo al Campo dei Miracoli.

Santa Maria della Spina en el Arno y  reloj en Piazza dei Cavalieri

Después de pasar por el baño que creo que mi hijo mayor conoce todos los baños de Italia, creo que no hay nadie que haga más “pis” que él!!!!, entramos al Baptisterio y al Duomo, sólo cogimos la entrada doble ya que el campanile estaba descartado y el camposanto tampoco nos atraía. Lo que más nos apetecía era hacernos fotos en el césped y disfrutar del gentío que iba y venía, los chiringuitos de recuerdos a tope y las hordas de autobuses que descargaban personal, hacían la típica foto y se marchaban a los 10 minutos.

Entramos primero al baptisterio, muy bonito por fuera pero nada a destacar por dentro, salvo la pila bautismal ,preciosa, el púlpito de Nicola Pisano y el “eco” que se produce allí dentro debido a su arquitectura. La paredes están desnudas sólo las rayas dibujadas por la disposición de las piedras, sin ornamentación adicional ni pinturas.

Pila bautismal y púlpito del Baptisterio

El Duomo por dentro si es precioso aunque no puedo comparar con el de Siena pues cualquier iglesia comparada con ella es inferior, por supuesto. Así mismo es interesante que el suelo también estaba cubierto de mármol, todavía se pueden ver algunos trozos bajo la cúpula. El púlpito de Giovanni Pisano profusamente adornado, y los frescos  de la cúpula interior, añadidos después de un incendio en 1595.  Se empezó a construir en 1064 por el arquitecto Buscheto con el distintivo estilo románico pisano en arquitectura. Los mosaicos del interior muestran una fuerte influencia bizantina, mientras que los arcos apuntados indican la influencia islámica. La fachada es de mármol gris y piedra blanca con discos de mármol coloreado y fue construida por el maestro Rainaldo, como se indica en una inscripción sobre la puerta central: Rainaldus prudens operator. El interior está cubierto de mármol blanco y negro y tiene una techumbre dorada y una cúpula con frescos.

La Torre inclinada,uy! que se cae!!! y el interior del Duomo.

Campo dei Miracoli

A la salida nos fuimos para el coche pues ya era hora de marchar hacia el aeropuerto para entregar el coche y esperar nuestro vuelo. Íbamos con tiempo pues eran sólo las 17,30 y el vuelo no salía hasta las 20,30, pero no queríamos arriesgarnos a tener problemas, y además habíamos cumplido nuestro objetivo de ver todo lo que nos habíamos propuesto, y empezaba a llover….vaya con la lluvia, al final se nos estropeó incluso el último día!!!!. En unos 20 minutos llegamos a la terminal del Rent a Car , entregamos el coche y esperamos el bus que nos acercaría a la terminal. Como era muy pronto dimos una vueltecita por el minúsculo aeropuerto y nos sentamos en una terraza a hacer tiempo y comernos unas porciones de pizzas y los últimos capuccinos del viaje. Finalmente el vuelo salió con 20 minutos de retraso pero llegamos a casa bien y contentos de haber pasado unos dias por nuestras Italia querida. Volveremos..sin duda!!!!

SIENA, LA BELLA Y SAN GIMIGNANO,MÁGICO.Octubre 2010

Estándar

La llegada a Siena ,como no, fué desastrosa, por lo menos al principìo,nos volvimos a perder, vamos que ni con mapa, ni con GPS, al final esos pueblos son tan complicados que seguro te pierdes!!!!!!.

Conseguimos llegar a la entrada de la muralla y avistar el nombre de la calle del hotel, no sabíamos a qué altura caía la portería y una chica nos dijo que no pasáramos con el coche que nos pondrían una multa y decidimos dejar el coche unos minutos allí y acercarnos con las maletas. En 3 minutos llegamos al B&B, no había nadie pues a las 19.00 cerraba la recepción y en el hotel de al lado(hotel Duomo), que no B&B Duomo….nos dieron las indicaciones para llegar a nuestra habitación en el edificio de al lado. Subimos las escaleras de la casa y al fondo encontramos un papel a mi nombre…parecía en busca del tesoro perdido!!,había el telefóno del dueño,un mapa de la ciudad e incluso un itinerario para realizar la visita!!!(este no sabía lo bien preparado que yo lo tenía). Le llamamos para decirle que habíamos llegado bien y que nos diera indicaciones para aparcar el coche en el parquing fuera de la murallas, tambien nos pidió la matrícula por si nos habían puesto una multa las cámaras de seguridad por entrar hasta donde no debíamos,y quedamos con él a las 11,30 para el dia siguiente pagar la habitación y firmar el Checking. Parece ser que en todos los hoteles de Italia es obligatorio coger los DNIs de todos los que duermen en la habitación, incluído los niños, y que lo tienen que presentar cuando arreglan sus cuentas con el “fisco”. Teníamos una habitación gigante con dos camas de matrimonio y una cuna que al final Héctor no usó pues durmió con Adri en la cama. Un baño amplio, televisión y en una sala común, una cocina, una nevera, cafetera, microondas y de todo…..hasta en el pasillo un ordenador con Internet.

Eran ya las 21 y decidimos ir a la famosa Piazza del Campo a cenar. Las hordas de turistas se habían marchado ya a dormir a otros lugares y teníamos Siena casi para nosotros solos. Decir que Siena nos gustó, es poco, no se puede describir con palabras la magia que transmite esa ciudad. Esperábamos mucho de ella y eso me daba miedo pues a veces pones el listón tan alto que lo que posteriomente visitas te decepciona. No fué este el caso, Siena nos enamoró y como no…nos atrapó hasta los huesos, pese a que no tuvimos un dia soleado, no entiendo por qué pues el tiempo daba sol esplendoroso…….,la noche que pasamos allí y el día siguiente fué de lo más bonito que pudimos disfrutar en nuestro viaje. Cenamos frente al Palazzo Pubblico en una terraza, hacía una noche esplendida y muy tranquila. Recordad si teneis oportunidad: Osteria del Bigelli, los mejores raviolli a los cuatro quesos con trufas que nunca jamás haya probado, dos pizzas para los peques y para Jose unos tagliatelle al funghi porcini. Una botellita de vino de Montepulciano lo regó todo y un postre llamado Bavarese al cioccolato, redondeó el ágape; la tranquilidad que se respiraba en la Piazza era fantástica y los niños corretearon sin peligro por la inclinada esplanada un rato mientras nosotros estudiábamos el planning del dia siguiente.

Palazzo Pubblico, Fonte Gaia

 

El Duomo de Siena

Me encantan como me quedaron estas fotos!!!!!,estoy muy orgullosa de ellas!!!!, sin trípode ni nada me apoyaba en cualquier lado, incluído papeleras y el cochecito de Héctor me sirvió en alguna ocasión!!!.

Necesitaba bañar a los peques pues hacía dos dias que no lo hacía por pereza o cansancio pero de ese día no pasaba y aunque eran casi las 11, como Jose se metió a ducharse y ellos quisieron entrar con él, pues hala….todos a dentro!!!!,era grande la bañera eh!!!???.Mientras ellos jugaban en el agua, yo entré un rato en internet. Después de sacarlos con espátula de la bañera y secar pelos y poner pijamas, estuvimos viendo un rato la tele, pues sacaban a los mineros de Chile y la cosa estaba interesante y después nos dormimos…casi eran las 12.30!!!!!Siena nos esperaba a la mañana siguiente y había que descansar.

VISITA A SIENA

Se nota que Siena está más al interior que Firenze pues esa noche tuvimos frío y tuve que poner la calefacción en la habitación. Me levanté temprano para arreglar la maletas ya que al estar sólo una noche no podíamos dejar nada por allí por si entraban a limpiar la habitación, preparé la ropa que nos íbamos a poner y desperté a los peques para ir a desayunar a una cafetería que habíamos visto la noche anterior cerca del B&B, Il quattro cantoni( creo recordar), se llamaba. Nos sentimos verdaderos Seneses, allí desayunaban los policias locales, la gente trajeada del ayuntamiento, algunos trabajadores de un banco cercano…..muy familiar y todo muy rico.Al salir a la calle, la Siena más rural nos esperaba, por la Via di Citta, nos adentrábamos en su corazón muy poquito a poco, junto con los repartidores de comida, de helados, el carnicero, el cartero…cada cual a lo suyo y nosotros a comenzar a patear esta bella ciudad. La primera parada la hicimos en un palacio que es ahora sede de una academia de música, la academia Chigiana en el Palazzo Chigi Saracini, un bello palacio toscano con una gran colección de arte y un biblioteca con más de 70.000 ejemplares. Nos hicimos unas cuantas fotos en el patio y continuamos nuestro paseo hacia la Piazza del Campo.

Palazzo Chigi Saracini.

A girar la última esquina una cuesta nos abrí el camino hacia el Campo, aprovechamos por supuesto para sacar fotos, ya que no había gente que esquivar para hacerlas, sólo los camiones de reparto y los operarios del ayuntamiento que colocaban luces en la fachada del Palazzo Pubblico(quizás las de Navidad???),recorrimos la plaza una vez más y entramos en el patio del Palazzo pubblico. La Piazza del Campo data del S XII. Tiene forma de abanico, y está dellimitada por elegantes palacios, en la parte superior y justo en el centro se encuentra la fonte Gaia, decorada con relieves. Esta fuente no es la original, es una copia del SXIX, la original de Jacopo della Quercia se retiró para protegerla del deterioro causado por los elementos. El agua llega a ella a través de un acueducto de 25 km que lelva el agua desde las colinas a la ciudad. La inmensa torra del Mangia con sus 102 m es la segunda más alta de Italia, tiene 505 escalones que no subimos pero supong oque las vistas desde allí deben ser maravillosas. Se llama así por el primer campanero que se ocupó de ella, le llamaban “el mangia-guadagni”,o come-ganacias por su gran gandulería. La estancias del Palazzo pubblico son visitables y actualmente son parte del ayuntamiento de Siena, no entramos a verlo por que preferíamos entrar a la zona del Duomo. La “Cappella della Piazza” (Capilla de la Plaza) literalmente unida a la “Torre del Mangia” es una logia construida entre 1352 y 1376, con un acabado de estilo renacentista que data de finales del siglo XV. no sabemos si se podía visitar pero a las 9 no estaba abierta, con lo cual nos fuimos a dar una vuelta hacia la piazza del mercato para ver otra bonita vista de Siena desde un mirador que allí se encuentra.

Piazza del Campo y Palazzo Pubblico

Torre del Mangia y capella della Piazza

Fonte Gaia, patio del palazzo Pubblico y detalle del centro del palazzo pubblico.

El tiempo volaba, eran casi las 9 y cuarto y nos teníamos que subir hacia la zona del Duomo para sacar las entradas combinadas(Biglietto acumulativo) par visitar el Museo, la Cripta, el Baptisterio y el Duomo. Lo teníamos todo controlado, la cripta, el museo y el Baptisterio abrían a las 9,30 y la catedral a las 10,30, en esa horita teníamos previsto visitar las tres primeras y luego entrar al Duomo antes de las 11 si podía ser apra no encontrar demasiada gente. La taquilla estaba cerrada todavía y encima no había nadie haciendo cola para comprar las entradas, así que a las 9,30 en punto fuí la primera y entramos tambien los primeros a la Cripta. Aunque quería mos ver primero el Baptisterio por que está abajo de las escaleras y así leugo ya subor el cochecito( ellos me esperaban abajo), no abrían y como la cripta que está a media altura entre la taquilla y el baptisterio ,si que había abierto pues…entramos primero a verla. Es preciosa y rápida de ver pues se trata de una iglesia justo debajo del Duomo actual con pinturas al fresco en las paredes y con cristales en el techo para ver la catedral que se situa justo arriba, no dejan hacer fotos pero como éramos los únicos visitantes en ese momento las guardas estaban fuera de “charreta”y pude hacer algunas. Después bajamos al Baptisterio di San Giovanni y como es pequeñito le dimos la vuelta a la magnífica pila bautismal como dos veces para admirar con bajorrelieves de Donatello, Ghiberti, Jacopo della Quercia y otros escultores del siglo XV.  Los frescos de los techos abovedados, representan motivos sacros y mitológicos, son obra del genial arquitecto, pintor, escultor y orfebre Francesco di Giorgio e di Lorenzo, apodado “Il Vechietta” (Val D’Orcia, 1412 – Siena, 1480) a quien Giorgio Vasari consideraba uno de los exponentes más importantes de la Scuola di Siena de esa época. El prestigioso pintor Michele di Matteo di Bologna afrescó en 1447 las impresionantes pinturas que se encuentran en la cóclea del ábside y que representan episodios de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Cripta del Duomo y Battistero di San Giovanni.

Después y antes de entrar en el museo dell’Opera metropolitana, hicimos unas cuantas fotos del Duomo, aprovechando que no había nadie por allí. Según una antigua leyenda, Siena fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo (hermano de Rómulo, mítico fundador de Roma) sobre las tres colinas que ocupa actualmente. Es cierto que en el periodo imperial fue súbdita de Roma con el nombre de Sena Julia. Este origen romano está relacionado con el emblema de la ciudad: la loba que amamantó a Rómulo y Remo. Estatuas y otras obras de arte que representaba a una loba amamantando a los gemelos Rómulo y Remo pueden verse por toda la ciudad de Siena.

El museo nos gustó bastante, está construido en un de las naves inacabadas de la catedral, que sale del arco de acceso al Baptisterio y se extiende hacia la derecha, al final acaba en el mirador llamado “Facciatone”. Entre las piezas del museo, destaca una “Maestá” de Duccio di Buoninsegna, que data de 1308-1311,se la considera una obra maestra de la escuela de Siena. reprsenta a la virgen con el niño y escenas de la vida de cristo. Es preciosa pero…pillamos delante un grupo y casi no nos dejan ni verla!!!!!,tambien se exponen las estatuas originales de la fachada del Duomo.Como queríamos subir al Facciatone y los niños no podían(nos lo dijo la guarda que estaba a los pies de la escalera de subida), les dijimos pues os quedais aquí abajo sentaditos mientras los papis suben!!!.La señora se quedó flipada, les dejamos sentados en una especie de salita con sillas que hay supongo para los que no quieren subir y esperan a los demás del grupo. Con sus maquinitas enfufadas sentaditos, y a Adri le dijimos que hasta que no saliéramos por la puertacita de nuevo que no se moviera ni dejara moverse a Héctor…..y allé que fuimos!!!!!.Supongo que nos arriesgamos un poco pero…dentro del museo y al lado de la señora aquella…….. Se portaron genial…sólo Héctor quiso “pirarse” en un momento dado y Adri le cogió por la chaqueta y lo sentó de nuevo.

Vista desde el facciatone hacia Il Campo y los dos solitos en lo alto del mirador.

Bajamos de nuevo eseta vez un poco más rápido para ver como estaban nuestros niños, si se habían dedicado a portarse bien o a destrozar el museo, lo encontramos todo en buen estado y la señora nos dijo que se habían portado bien y entonces como ya eran las 10,30, salimos pitando para la catedral no sin antes pasar por el baño todos!!!!!.

La catedral fue diseñada sobre la base de una estructura más antigua y terminada entre 1215 y 1263. Es una de las pocas al Sur de los Alpes que ha sido construida en estilo Gótico puro. Tiene planta de cruz latina con crucero, cúpula y un campanario. La base de la cúpula es octogonal y sólo se hace circular por encima de las columnas de apoyo. La linterna que la corona fue añadida por el famoso arquitecto barroco Gian Lorenzo Bernini. Como ya he comentado antes, en 1339 se quiso hacer más grande la iglesia, se pretendía triplicar prácticamente el espacio catedralicio, convirtiendo lo ya edificado en el crucero del nuevo templo. Sin embargo, las obras fueron abandonadas tras los estragos de la Peste Negra en 1348.

El exterior e interior del templo están decorados con un placado de mármol blanco y verdoso, formando unas características rayas o bandas horizontales.La fachada es una obra maestra del gótico italiano, es una fachada-pantalla llena de motivos geométricos, donde los triángulos, circulos y óvalos se alternan en perfecta armonía. Los elementos arquitectónicos (pináculos y cresterías de complicado diseño), escultóricos y el toque de color que aportan los mosaicos le dan un acabado fascinante a esta fachada que no te cansas de mirar. Y…… qué decir del interior…………….sobrecogedor sin duda!!!! Nos quedamos alucinados con las paredes, las rayas blancas y oscuras se alternan creando una ilusión de movimiento. Lo mejor de todo, el pavimento del Duomo que sólo se destapa un par de meses al año y este año, escepcionalmente, se ha prolongado hasta el 31 de Octubre y tuvimos la suerte de ver todo el conjunto de complejos mosaicos de mármol totalmente destapados. Se trata de 49 mosaicos en los que se muestran diversas y variadas escenas religiosas y paganas con multitud de figuras y gran atención al detalle. Está realizado mediante una singular técnica que recuerda al mosaico, al “opus sectile” romano o a la taracea, pero que en sentido estricto no es ninguna de estas tres cosas. También podemos disfrutar del maravilloso púlpito, realizado por los escultores Nicola Pisano y su hijo Giovanni, pieza clave de la escultura del Gótico tardío. Uno de los artistas más destacados del pavimento fué Beccafumi que realizó sus 35 mosaicos entre 1517-1546. Para la realización de tal pavimento fueron convocados durante casi dos siglos los mejores artistas italianos, y Beccafumi aquí resultó el más destacado. En este pavimento se observa cómo Beccafumi hace innovaciones técnicas, por ejemplo en las figuraciones dedicadas a Elías, Moisés, Ajab y Melquisedec. Todo un alarde de complejidad y hermosura, no pudimos más que mirar uno a uno todos ellos y disfrutarlos por que creo que esto sólo se vé una vez en la vida, y mucha gente que ha ido a Siena jamás lo ha visto. La impresión que te llevas cuando entras y ves el suelo brillar completamente iluminado por la luz natural…….se lo recomiendo a todo el mundo. Si podeis, elegir las fechas en las que está destapado el suelo, pues si no la visión es muy diferente. Le preguntamos a una de la guardas, qué cantidad exacta de mosaicos estaban descubiertos normalmente para que la gente los viera y nos dijo que sólo las dos naves laterales y en la parte delantera antes del llegar al transepto, el resto estaba todo tapado y con bancos para la misa encima!!!!!,Increíble!!!!. La verdad es que seguro que si entras con todo tapado no te haces una idea de la magnitud y belleza del suelo. También en el interior del Duomo visitamos la Biblioteca Piccolomini.Construida en 1492 por el Arzobispo de Siena, el cardenal Francesco Todeschini Piccolomini (más tarde Papa Pío III) para preservar el rico patrimonio de libros recogidos por su tío el papa Pío II.

Se encuentra a un lado en la nave izquierda, el primero del crucero, y se hizo de algunos sectores de la rectoría. Fue pintada por Pinturicchio después de la muerte del Papa Pío III. Los frescos describen los acontecimientos en la vida del papa Pío II. Contiene valiosas libros y manuscritos de música de la época y el grupo de mármol de las Tres Gracias.

Dos de los mosaicos del pavimento

Altar mayor,biblioteca Piccolimini y púlpito de los Pisano

Creo que no voy a poner más fotos que os vais a aburrir!!!!!!tengo tantííííísimas!!

A la salida después de admirar un rato más su imponente fachada, decidimos hacer un recorrido por sus calles ,que nos llevaría hasta la Piazza Salimbeni con el palazzo Tolomei, pasando por la via Salicotto y la loggia del Papa(en obras)y hasta la casa de catalina de Siena, vimos este itinerario en un libro que nos dejó mi padre y decidimos aventurarnos a las estrechas y empinadas calles senesas para conocer así la Siena más pintoresca y menos transitada. Desde el santuario de Santa Catalina continuamos hasta el restaurante en la via Franciosa, pasando por la famosa via Galluza con sus arcos, y unas preciosas fotitos de San Domenico desde el mirador.

Piazza Salimbeni y Casa santuario de Santa Catalina

Via della Galluzza

Muy cansados la verdad, parecía que no llegábamos nunca al restaurante, pero una vez allí nos esperaba nuestra recompensa, la mejor comida que hicimos en Italia en este viaje y sin desmerecer la comida de mi querido Barababao en Venecia, quizás lo mejor de todo lo que hemos probado en Italia. El ambiente singular de estar en una cueva, con las banderas del Palio del barrio en el que se sitúa y con la ténue luz, el servicio ejemplar y la comida bien elaborada y presentada, hacen del restaurante Osteria da Divo, todo un descubrimiento. Tan recomendado en el foro, sigue y espero que lo siga siendo por mucho tiempo, un referente en la comida senesa. Comimos 4 platos sin entrantes, uno para cada uno pero que luego compartimos, pues no queríamos perdernos el degustar tremendos manjares. El ágape se compuso de 2 lasañas, unos canelones de espinacas y queso de cabra y un risotto con queso pecorino y funghi porcini, de postre un tiramisu y una selección de quesos con mermelada. Le doy un 10 a esta comida tan espectacular!!!!!!!.Perdonar que no os pueda poner fotos por que no salieron bien, el ambiente como ya he dicho era muy tenue!!! Con mucha pena, nos marchamos hacia el B&B para recoger nuestras maletas y marcharnos hacia San Gimignano antes de que comenzara a atardecer. Por la puerta de San Marco igual que entramos, abandonamos esta increíble ciudad.

Porta di San Marco.

Continuamos nuestro viaje por los campos de la Toscana, tuvimos un día gris como ya podeis ver y todo el tiempo parecía que el sol quería salir pero al final no lo hizo….de todas formas disfrutamos a tope, las fotos es verdad que no salen demasido bien pero, es increíble lo que el ojo puede ver y la cámara no puede captar!!!!

Llegamos a San Gimignano sobre las 16,30 y aparcamos en el último párquing, la verdad es que cuando llegas allí, no sabes muy bien donde aparcar pues no sabes por donde vas a entrar al pueblo. Una vez dentro te das cuenta de que es chiquitito y todas las calles dan a la Piazza della Cisterna. Entramos por el Norte y atravesando la muralla nos acercamos a la via San Matteo, una de las calles principales del pueblo y que atraviesa hacia el sur el pueblo, llegando a la Piazza della Cisterna.

Piazza della Cisterna

Hay gente que dice que SG es un pueblo demasiado turístico, y supongo que en pleno verano y por la mañana así lo será pero….cuando nosotros llegamos no había tanta gente y pudimos disfrutar de sus callejuelas sin agobios y tomando la esencia de este pueblo medieval amurallado. Nos paramos en la Piazza del Duomo, para ver el palazzo Vecchio y entrar a visitar la Collegiata. Teníamos interés de ver por dentro la Collegiata por sus afrescadas paredes y por ver los frescos de la vida de Santa Fina en una de sus capillas, pues en la peli de Té con mussolini, las protagonistas se afanan en hacer la reconstrucción de los dichos frescos y de protegerlos para que no fueran dañados durante la guerra.  Se pueden apreciar los restos de las balas en la torres del Palazzo vecchio del Podestá, justo enfrente de la collegiata.

Piazza dell Duomo con la torre grossa del Palazzo del Popolo—Palazzo vechhio del Podestá—Torres de San Gimignano y Via di San Giovanni.

Tomamos un capuccino y una merienda en la Piazza della Cisterna y un heladito en la famosa Gelateria más premiada de todos los tiempos, la verdad es que estaban muy ricos, y después de llegar a la otra punta del pueblo por la Via di San Giovanni, deshicimos el camino para bordeando las murallas recoger le coche en el aparcamiento y empezar nuestra odisea hacia Lucca, donde pretendíamos llegar a dormir a las 20.00 y finalmente llegamos a las 21.00. Que cómo pudo ser posible ese retraso!!?? Pues os cuento, resulta que de San Gimignano a Lucca hay sólo 82 kilómetros pero por una carretera horrible que pasa por un montón de pueblos en los que tienes que ir a 50 km/h o incluso a 30!!!.Tiene radares cada 100 km o menos y lo que podría ser una horita corta, se convierte en casi dos horas horribles con pasos a nivel incluidos que entre que pasa el tren y se levanta la barrera pierdas 15 o 20 minutos. Además en los trozos en los que no hay pueblos, la restricción es de 70 km/h con lo cual…ahí esta el retraso. Encima cuando llegamos por fin a Lucca, nos perdimos de nuevo para entrar y no cogimos la puerta adecuada y todo eran direcciones prohibidas en el camino hacia el hotel….el GPS se volvió loco y tuvimos que llamar a la chica del B&B para que nos orientara de nuevo. La pobre que nos esperaba para darnos la llave e irse a casa!!!!!!. Al final lo conseguimos y a las 9 y cuarto estábamos en la habitación, y Jose se fué a aparcar el coche fuera de las murallas al parquing de la estación. En cuanto volvió nos fuimos a cenar a una trattoría al lado mismo del hotel, pues no estaba el horno para bollos y no teníamos ganas de dar más vueltas. A las 10 y media estábamos en la cama.

Dia 7 de Julio: Sirmione, Bergamo y llegada a Lecco

Estándar

Nos levantamos temprano( como siempre), queríamos desayunar en Sirmione, pagamos el hotel y cogimos las maletas, en 7 minutos estábamos allí aparcando casi enfrente de las Rocca Scaligera a las 8.35. Desayunamos capuchinos y croissants rellenos, los peques leche con cacao, y a las 9.00 ya estábamos explorando Sirmione. Ví una quesería de la que luego a la vuelta pretendía llevarme quesitos de la zona y entré a preguntar el horario.

Sirmione es un municipio que pertenece ya a la provincia de Brescia, cuyo casco antiguo se encuentra en una península que divide el Lago de Garda. Sirmione es un muy turístico gracias a su balneario, su casco antiguo con un castillo medieval y las ruinas de una antigua villa romana( Grotte di Catulo) que era lo primero que íbamos a visitar. Según teníamos entendido, un trenecito te lleva por 3 euros hasta el final de la península donde se encuentran las Ruinas pero…..ni rastro del trenecito. Al llegar a las ruinas a las 9.20 nos dijeron que salía del Balneario a las 9.30 como primera salida….con lo cual…éramos los primeros visitantes de las ruinas romanas!!!!jajajaja, esto de madrugar tanto!!!!

Las “cuevas de Catulo” (Grotte di Catullo en italiano) son las ruinas de una antigua villa romana. Hasta el siglo XIX, las ruinas estaban cubiertas por mucha vegetación y por eso las columnatas se parecían a cuevas y tomaron el nombre de “Cuevas de Catulo”, a pesar de que ya se sabía que las ruinas eran de una antigua villa romana. Como se sabía que en Sirmione había vivido el poeta latino Cayo Valerio Catulo, les dieron el nombre de ese poeta, que fue conservado a pesar de que, en el siglo XX, los arqueólogos se dieron cuenta de que la villa era más reciente que el poeta latino. En conclusión, podemos decir que, a pesar de su nombre, las “cuevas de Catulo” no son ni cuevas, ni son de Catulo. Sin embargo, se trata de uno de los restos de la Antigua Roma más importantes del norte de Italia, donde se pueden visitar las ruinas de la antigua villa y el museo arqueológico. Como el paseo se nos antojaba largo y la llegada hasta alli había sido dura y visto que no había ni Dios por alli…buscamos una olivera para que los peques tuvieran algo de sombra y los dejamos allí sentaditos viendo una peli y nos dedicamos a dar la vuelta a todo el “super-balneario” que se habían montado allí los romanos!!!! Hacía un dia super espectacular con mucho sol y el lago estaba radiante!!!!

Para volver…podíamos coger el famoso trenecito pero yo quería subir a ver una iglesia en lo alto de un pequeño promontorio y así que tiramos “pa arriba”, Adri se quejaba y conseguimos que Héctor le dejara sentarse un rato en el cochecito y él andara un poco…..después de encontrar cerrada la iglesia llegamos de nuevo al casco histórico y después de parar a comprar agua y unos zumos…compré los quesitos: Monteveronese, Fontina, y Taleggio. Ya era tarde y no nos dio tiempo a subir ala Fortaleza Scaligera…para mí, ya tenía hecha la idea de Sirmione, un pueblito que me encantó y en el que pasamos 3 horas muy buenas disfrutando de las últimas vistas del lago di Garda. Sobre las 11.30 cogimos el coche hacia Bergamo.

Llegando a Bergamo….jajaja, nos hicimos un lío al llegar a la muralla y casi encontramos un parquing!!, resulta que donde yo quiería aparcar que era barato….no había sitio, eran casi las 12.15, así que salimos de las murallas y aparcamos en un parquing que había a lado justo del funicular de San Vigilio…bastante más caro( 10 euros por 4 horas…pero…. Era lo que había). Además ya teníamos hambre y el final de nuestro recorrido por Bergamos era subir al funicular así que nos venía muy bien.

Entramos a las Ciudadela de bergamo porla Porta San Alessandro y por largo Colle Aperto atravesamos la piazza Citadella, con sus arcos y su torre del reloj,allí se encuentra tambien el museo cívico Arqueologico.

Por la Via Colleoni nuestro objetivo era buscar la Cooperativa Città alta “Il circolino”.Un sitio muy recomendado los forosde viajes por ser económico y por que las raciones estan muy bien y puedes comer en una terracita rodeado de los locales, obreros y trabajadores. Pocos turistas habían…eso es cierto. Está situado en la calle Vicolo Sant’ Agata 19, es una calle estrecha y sin salida que está a mitad de la via Colleoni. Con un hambre voraz nos sentamos y enseguida nos sirvieron, con una celeridad y amabilidad dignas de cualquier hotel de 5 estrellas….más aún incluso!!. En tiempo record habíamos comido!!!! 1 hora!!!!Eran tan sólo las 14 menos cuarto ya hasta las 14,30 no abrían las cosas que queríamos visitar comola Capilla Colleoni y la Basilica di santa maria Maggiore, Il Duomo lo hacía a las 15. Hicimos el recorrido por toda la Città alta, desdela PiazzaVecchia con su fontana hastala Piazzadel Duomo, y por la via Donizzeti, llegar hasta la Piazza mercato Della Scarpia.Una vez allí teníamos la opción de volver porla Via Gombitopero era demasiado pronto, todavía no habrían abierto, y aunque no estaba en los planes iniciales decidimos subir a la Rocca. Ojo ,todo ello sin cochecito!!!!,habíamos decidido no cogerlo para ver si Héctor comenzaba a caminar un poco pues Bergamo era accesible por sus pequeñas dimensiones!!!! Fue increible!, si los veis trotar por la fortaleza y subir y bajar por las cuestas!!!!!!.

VIA COLLEONI

PIAZZA VECCHIA

La Rocca, es núcleo de defensa más extremo de la ciudad, donde se pueden visitar la Iglesiade Sant’Eufemia(cerrada), fundada en el 1006, el  Parco della Rimenbranze (precioso con un colorido estupendo) desde el mirador de la Rocca se tiene una panorámica importante del Sky line de Bergamo con todas sus torres. El Museo de Historia de Bergamo tambien allí, guarda documentos y testimonios históricos que rememoran el patriotismo de los habitantes de Bergamo durante las guerras de independencia, de la expedición de los Miles y durante las guerras mundiales.

Bajando por la ViaSolatallegamos hasta la via Gombito donde nos encontraremos con pequeña plaza de San Pancrazio. Aquí se pudimos ver los palacios de origen medieval, la Iglesia de San Pancrazio del siglo XVI, la fuente y la torre del Gombito. La torre de piedra más alta de Bergamo.

Por último, llegamos de nuevo a la bonita Piazza Vecchia,definida por el gran arquitecto Le Courbusier “la más hermosa plaza de Europa”. Ahí se encuentran la Biblioteca Civica(palazzo nuovo)Palazzo della Ragione, la Fuente del Contarini del siglo XVIII, Palazzo del Podestà construido en 1340 por los venecianos y el Campanario(Campanone), la altísima torre civica (52 metros)que todas las noches a las 22 da 100 repiques de campanas para recordar cuando las  puertas de la ciudad se cerraban por la noche(toque de queda).

Eran ya las 15 menos cuarto y por fin puedimo entrar a verla CapillaColleoniyla BasilicaSantaMaria Maggiore. Tambien el Baptistero sólo por fuera por que sólo se abre para celebraciones religiosas.la basilica y la capilla están unidas, solapadas diría yo, pero son dos edificios independientes. La basilica fue construida entre los  siglos XII y XV, guarda obras valiosas como un coro hecho sobre dibujos de Lotto.El nártex septentrional realizado por Campione es del SXIV y tiene una estructura rebuscada y rica en bajorrelieves y figuras, los leones que mantienen las columnas son de los más destacado.La Capillafue construida a finales del SXV y su fachada es un de las máximas expresiones del Renacimiento lombardo, tiene los sepulcros de Colleoni y su hija Medea y unos frescos de Tiépolo. La fachada es lo más impresionante, con mármoles policromados y decoración armoniosa e inconfundible, con columnitas y estatuas. Sin duda para estar un buen rato mirándola!!!!!!

BATTISTERO

CAPILLA COLLEONI Y BASILICA ST.A MARIA MAGGIORE

DUOMO

VISTAS DE LAS TORRES DE BERGAMO DESDE LA ROCCA

El Duomo no es tan bonito pero después de ver las dos iglesias anteriores y estando allí …entramos a verla. Lo siguiente que hicimos fue comprar más agua en una heladería y un gigantesco helado de fresas para reponer fuerzas para subir al mirador de San Vigilio en el funicular. Pero para ello…teníamos que desandar el camino hacia el coche!!!

En el funicular pagamos la subida y bajada y esperamos un rato a que llegara a la estación, una vez arriba disfrutamos de la otra panorámica de Bergamo desde el otro lado.

BERGAMO DESDE SAN VIGILIO

Cansados…como es normal nos refugiamos al aire acondicionado del coche para retomar nuestro camino hacia Lecco, ya en el lago de Como. No sin antes pasar a ver unas de las joyas del Romanico lombardo,la Rotondade San Tomé. Una rara pieza de planta circular enclavada en medio de un campo en la pedanía de Almenno San Bartolomeo.Fue construido entre 1130 y 1150 pero no se sabe a ciencia cierta su origen, tambien se cree que cerca se situó un convento que se suprimió en 1407 por unos escándalos extraños .Se cree que fue construido sobre un templo pagano pre-existente dedicado a Juno, Ceres y Silvano, su forma redonda podría ser una consecuencia del hecho de que en un principio fue un templo, ni siquiera el hecho de que está cerca de un zona boscosa espesa, confirma su origen pagano. También se encontró un altar dedicado a este dios Silvano. Hay restos de un puente, llamado “puente dela Reina”. Enigmática y solitaria….solo se puede visitar mediante petición a los amigos del románico Lombardo y según algunos artículos, en Domingo, como no era el día…nos conformamos con verla por fuera!!!!

Llegando a Lecco… fácil con nuestro navegador pero…eterno!!!, parecía que nunca llegábamos!!!!, estábamos deseando ponernos cómodos y descansar un rato antes de la cena, Hicimos el “checking” en el hotel y nos dieron una habitación en la planta 5 con unas vistas maravillosas hacia el final del brazo de Lecco y hacía la ciudad de Lecco. Pretendíamos cenar en el restaurante del hotel algo ligero pero nos dijeron que era a la carta. Subimos a ver la carta y efetivamente todos los platos eran muy elaborados, tipo “gourmet” y algo caros y decidimos finalmente coger de nuevo el coche y cruzar a Lecco a ver el ambiente y cenar en el pueblo. Todo un acierto ya que el “lungolago” estaba muy animado y cenamos de lujo en un restaurante pizzeria-marisquería genial….en el que repetimos al día siguiente, por supuesto!!!!.Acquario, su nombre, para los interesados en visitarlo.

LECCO DESDE NUESTRO BALCÓN